Comparece ante el juzgado el anterior gobierno municipal de Ourense

   Concejales del anterior equipo municipal de gobierno en el Ayuntamiento de Ourense comparecieron este viernes en los juzgados para declarar en relación al nombramiento de la ahora número dos del grupo socialista, Carmen Rodríguez Dacosta, como directora general de recursos humanos del Consistorio durante el pasado mandato.

Los declarantes se han ratificado en que su proceder fue ajustado, además, a los informes previos emitidos por los técnicos municipales sobre dicho procedimiento.

Los cinco ediles que comparecieron este viernes, miembros en su día de la junta de gobierno local que adoptó la designación, están imputados en un proceso ordenado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense a propuesta del Ministerio Fiscal.

Los imputados comparecieron para responder de un acuerdo de 2013 por el que la junta de gobierno nombraba a Rodríguez Dacosta en el mencionado cargo, nombramiento que luego fue anulado por dos sentencias firmes que certificaron la existencia de «desviación de poder» en dicho nombramiento.

El Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia establecía al respecto que el proceso para su designación había sido «dirigido» y lo anulaba, y confirmaba la «desviación de poder» que ya en su día habían establecido los tribunales de justicia ourensanos.

Este viernes acudieron a los juzgados los concejales socialistas Ana Garrido, Áurea Soto, Marga Martín y el anterior alcalde, Agustín Fernández, junto al actual portavoz del grupo socialista, José Ángel Vázquez Barquero, quien abandonó los juzgados en solitario y al margen de sus excompañeros de grupo, que lo hicieron a un tiempo.

ESPERAN LA DESIMPUTACIÓN

Agustín Fernández expresó en nombre de los integrantes de aquella junta de gobierno que aprobó en su día el nombramiento de Rodríguez Dacosta que reiteraron que lo que hicieron «en aquel momento fue un procedimiento completo, legal, transparente y con publicidad».

Según Agustín Fernández, el proceder de la junta de gobierno se ajustó al artículo 110 del ROF. «Nosotros lo hicimos mediante un procedimiento abierto cuando podríamos haberlo hecho por designación directa», ha destacado y dijo confiar en que «ahora haya quedado suficientemente claro».

El exalcalde de Ourense volvió a apelar a que en numerosas instituciones públicas los nombramientos de directores generales se hace de una forma directa, y mencionó el caso de los 65 altos cargos que acaba de nombrar la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, «por un mero acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía».

«Fui imputado tres veces y desimputado otras tres, y espero ser desimputado una cuarta», afirmó el ex alcalde de Ourense al abandonar este viernes el Palacio de Justicia de la capital ourensana.