Cientos de emigrantes retornados demandan en Santiago la regularización de sus pensiones

   Centos de retornados maniféstanse en Santiago_manifestación actualización pensións

Cientos de emigrantes retornados se han manifestado este martes desde la Alameda compostelana hasta las puertas del Parlamento de Galicia para reclamar una prórroga en el periodo de seis meses establecido por el Gobierno central para la regularización de sus pensiones, que concluye en apenas una semana, el próximo martes 30 de junio.

En declaraciones a los medios de comunicación frente a la Cámara autonómica, uno de los portavoces de la plataforma de afectados, Xosé Lois Leirós, ha asegurado que todavía quedan «miles» de casos pendientes, por lo que ha mostrado la «preocupación» de este colectivo por la posibilidad de que, una vez expirado el plazo para regularizar las pensiones provinientes del exterior, vuelvan a imponerse multas y sanciones a emigrantes gallegos retornados a la comunidad.

«Van a ocurrir muchas historias, y ninguna positiva», ha advertido, mientras aludía a la interpelación que, en este sentido, el BNG trasladará al Ejecutivo gallego durante la segunda jornada del pleno.

Después de varios meses de protestas, los emigrantes retornados han lamentado tener que seguir «otra vez más» en la calle «por los mismos motivos», pero han avisado, en palabras de Leirós, de que no abandonarán la movilización hasta que sus reivindicaciones sean escuchadas.

Así, denuncian que la normativa española les «discrimina» con respecto a la tributación de sus pensiones, en relación con otros jubilados, y reclaman un cambio para no ser tratados «como defraudadores».

‘¡MANOS ARRIBA, ESTO ES UN ATRACO!’

Los manifestantes coreaban el lema ‘¡manos arriba, esto es un atraco!’ cuando han salido del Pazo do Hórreo varios representantes de los grupos de AGE y BNG (entre ellos sus portavoces parlamentarios, Xosé Manuel Beiras y Francisco Jorquera, respectivamente), a los que han recibido entre aplausos.

Previamente, otros cánticos han sido el habitual ‘no puede ser, no puede ser, nosotros trabajando y ellos robando’ y otros como ‘Feijóo da la cara, escucha a los emigrantes’ y ‘no es la solución robar a la emigración’.

Además, los emigrantes portaron numerosas pancartas y carteles en contra de la citada ‘discriminación’, reclamando ‘justicia e igualdad’ y con reproches tanto al presidente gallego como al del Ejecutivo español, Mariano Rajoy.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar