La UE acerca posiciones con Grecia

Alexis Tsipras_primer ministro Grecia_Juncker_negociación débeda griega UE_carantoña_2

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona, convocados ayer en cumbre extraordinaria en Bruselas, lograron un acercamiento con el Gobierno griego para desbloquear las negociaciones sobre el rescate de su economía. Las nuevas propuestas de Atenas en materia de reformas han tenido buena acogida, y podrían servir para cerrar un compromiso final esta misma semana, según coinciden en destacar todos los diarios, que citan fuentes comunitarias.

El avance ha sido posible gracias a las concesiones ofrecidas por el país heleno en materia de pensiones y subida del IVA, que hasta el momento habían sido dos líneas rojas en las negociaciones. De esta forma, Grecia acepta ahora retrasar la edad de jubilación y aumentar las cotizaciones sociales, así como aumentar el IVA a una gran cantidad de productos y aplicarles el tipo general del 23%. Entre otras medidas, Grecia se compromete a un superávit primario del 1% en 2015, del 2% en 2016, como piden sus socios. Respecto al sistema de pensiones, el Gobierno heleno iría eliminando gradualmente las prejubilaciones a partir de 2016, hasta su abolición total en 2025.

 

MINISTROS DE ECONOMÍA Y FINANZAS

Los diarios, que avanzan que la propuesta tendrá que pasar el filtro de los ministros de Economía y Finanzas en su reunión del miércoles, así como, el jueves, la de los líderes reunidos en Consejo Europeo ordinario de verano, también coinciden en señalar que se vislumbra así el final de cinco meses de inestabilidad y tensiones, que arrancaron con la victoria de Syriza en las elecciones griegas del pasado 25 de enero. El nuevo Gobierno anunció entonces su negativa a proseguir con las políticas dictadas por la troika (CE, BCE y FMI), pero aceptó una prórroga del rescate de cuatro meses hasta el 30 de junio.

Grecia necesita un acuerdo urgente con sus acreedores sobre su plan de reformas para desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate y evitar así la suspensión de pagos y un posible salida del euro. Atenas debe pagar al FMI un vencimiento de 1.500 millones de euros el 30 de junio, el mismo día que vence la actual prórroga del rescate.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en conferencia prensa al finalizar la cumbre, calificó la propuesta de Atenas como «un paso adelante positivo». «El primer ministro Tsipras nos ha dado garantías de la seriedad y la disposición de Grecia a trabajar de forma constructiva», añadió.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señaló que las propuestas griegas, pese a haber llegado «con retraso», constituyen, no obstante, «un paso importante» en la dirección en la que reclamaban los acreedores. «Estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo final esta semana. No podemos jugar a la prórroga», resaltó Juncker, quien avanzó que si se confirma el acuerdo, la UE pondrá a disposición de Grecia 35.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2020.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que había avanzado que sería «imposible» tener un análisis definitivo ayer respecto a la propuesta griega, apuntó que se verá si sirve de base «para pasar a conversaciones definitivas» sobre un acuerdo.

 

OPTIMISTA LAGARDE

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo que las nuevas propuestas griegas «son más completas e incluyen muchos más detalles», no obstante, también señaló que «se quedan cortas respecto a lo esperado», al tiempo que resaltó que, en todo caso, habrá margen para la negociación».

Por otro lado, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, dijo ayer no conformarse con una solución parcial a las negociaciones que mantienen con sus acreedores, sino que busca una global, al tiempo que consideró que «la pelota» está ahora en manos de sus socios.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró la oferta de Grecia como una «buena propuesta», aunque advirtió de que queda mucho por hacer y poco tiempo», de ahí la necesidad, según apuntó, de «trabajar con mucha intensidad».

También el presidente francés, François Hollande, se refirió a una «acogida positiva» por parte de la troika respecto a las propuestas de Atenas. «Avanzamos hacia un acuerdo, pero queda trabajo», dijo.

RAJOY VE PRÓXIMO UN ACUERDO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que es «optimista» respecto a la posibilidad de llegar a un acuerdo con Grecia, al considerar que «se ha avanzado», en la misma medida en que Atenas «ha dado marcha atrás» en alguno de sus posicionamientos iniciales. En declaraciones a su salida de la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y Gobierno de la eurozona, Rajoy dijo que ahora se ve más cercano el acuerdo, por el que, añadió, se va «a trabajar en las próximas horas».

Por otra parte, el Banco Central Europeo (BCE), aprobó ayer de nuevo aumentar la provisión urgente de liquidez para los bancos griegos, tras haberlo hecho el viernes, según confirmaron ayer fuentes próximas a la institución, después de que el jueves y el viernes salieran más de 2.000 millones. El consejo de Gobierno del BCE decidió ampliar el máximo de liquidez que pueden pedir prestado los bancos griegos con carácter de urgencia, si bien las fuentes no facilitaron cifras concretas.

Por otro lado, miles de personas se manifestaron ayer en Atenas para pedir al Gobierno que logre un acuerdo con los acreedores que permita al país mantenerse dentro de la eurozona. Según la policía, en la plaza de Syntagma, frente al Parlamento, se congregaron cerca de 7.000 personas, en una manifestación bajo el lema «Vivimos en Europa».

LAS BOLSAS LO CELEBRAN CON SUBIDAS

Los mercados bursátiles se hicieron eco ayer de los avances en la negociación y de la posibilidad de lograr un acuerdo definitivo entre Atenas y la eurozona. Las principales bolsas que comparten la moneda única cerraron con alzas próximas al 4%. De esta forma, el Ibex 35 terminó la sesión con un avance de un 3,87%, hasta los 11.368 puntos., un repunte que no se producía en la bolsa española desde septiembre de 2012, mientras que la prima de riesgo quedó en 123 puntos básicos. De entre las plazas europeas, la Bolsa española fue la más beneficiada, con excepción de la de Atenas, que cerró con las mayores ganancias, merced a una subida de un 8,6%. La Bolsa de Fráncfort subió un 3,8%, la de Milán un 3,47% y la de París un 3,8%.

Por otro lado, Wall Street también cerró con fuertes ganancias, animado igualmente por las expectativas de un posible acuerdo de Grecia con sus acreedores. El Nasdaq subió un 0,72%, hasta los 5.153,97 puntos. El Dow Jones avanzó un 0,58%, hasta los 18.119,78 puntos

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar