El futuro de Grecia, a debate hoy en una cumbre decisiva de la UE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona celebran hoy una cumbre extraordinaria en Bruselas en la que analizarán el plan de ajustes propuesto por el Ejecutivo griego para alcanzar un acuerdo con sus acreedores, y lograr así desbloquear la ayuda económica que necesita el país heleno para evitar la bancarrota y su posible salida del euro. El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, conversó ayer telefónicamente con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker, para trasladarles un nuevo plan de reformas que, según adelantaron medios griegos, incluirá la eliminación de las prejubilaciones a partir de 2016, un incremento de los impuestos que gravan a las grandes empresas y la subida del IVA sobre algunos alimentos y los hoteles, como medidas para aumentar los ingresos del Estado.

Mientras que ayer Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional redoblaban las presiones sobre los líderes europeos para que cierren un acuerdo con Grecia que evite grandes consecuencias para la economía internacional, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Shäuble, insistía en que el Ejecutivo de Alexis Tsipras debe ajustarse a unas «reglas del juego» que son «compartidas» por todos los socios del Eurogrupo, y expresaba su convicción de que el país heleno solo superará su crisis si implementa las reformas comprometidas. Por su parte, el presidente francés, François Hollande, admitía que «no hay tiempo que perder» en las negociaciones entre los acreedores internacionales y el Gobierno de Grecia porque «cada segundo importa».

El ministro griego de Estado, Nikos Pappas, se mostró convencido de que el Ejecutivo heleno alcanzará hoy un acuerdo con sus socios europeos «basado en las regulaciones, la democracia y la cohesión social». El Gobierno griego tiene hasta el 30 de junio para conseguir los 7.200 millones de euros del siguiente tramo del rescate financiero. Si no se logra el acuerdo, lo más probable es que Atenas se declare en bancarrota, ya que tiene que pagar 1.600 millones al FMI a finales de mes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar