Feijóo insta a no esperar «grandes sorpresas» en los cambios del Gobierno

 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, valora los cambios en el PP impulsados por su jefe de filas, Mariano Rajoy, de quien no aclara si le propuso ser ministro e insta a no esperar «grandes sorpresas» con respecto a los cambios de un Ejecutivo que «tiene que preparar y presentar los presupuestos en semanas, no en meses».

«A cuatro, cinco o seis meses de unas elecciones generales, hay que hacerse una pregunta: ¿me da tiempo a desmontar esta nave para montar otra nave?», ha argumentado Feijóo, en una entrevista con Onda Cero en la que se ha mostrado convencido de que «si la respuesta es no, lo lógico es ser consecuente con ello».

Audio entrevista Feijóo en Onda Cero, AQUÍ

Por otra parte, ha asegurado tener «la impresión» de que «a cuatro o cinco meses» de la próxima cita con las urnas «a nadie le da tiempo de desmontar un partido y montar otro; o de desmontar un gobierno y montar otro». También ha incidido en que Rajoy, que es «previsible», ha actuado «con una filosofía en el Gobierno como ha sido en el partido».

Así las cosas, bajo la premisa de que «desmontar una nave sin armar otra que flote mejor y que tenga un rumbo más sólido no tiene sentido», Feijóo ha interpretado que Rajoy «hará lo que ha dicho» en la remodelación de su Ejecutivo. «No esperen grandes sorpresas en un Gobierno que tiene que preparar y presentar los presupuestos en semanas, no en meses», ha zanjado.

CRISIS Y CORRUPCIÓN

No en vano, como «segunda reflexión» ha destacado que Rajoy concretó en la pasada jornada «las causas» por las que el PP, pese a haber «ganado» los comicios, ha perdido apoyos electorales: «la crisis y la corrupción». Sobre la corrupción, ha señalado que el Gobierno no tiene «responsabilidad», salvo la velar porque no vuelvan a ocurrir «cosas» que han pasado en España «como consecuencia de lagunas legales y la falta de ética en conductas» de algunos dirigentes políticos.

En cuanto a la crisis, ha insistido en que el Ejecutivo de Rajoy logró «enderezar la nave». «Hemos hecho muchas cosas, muchas más de las que hemos explicado. Y lo que no se ha explicado, no se entiende», ha advertido.

«SER MINISTRO DE GALICIA NO ES UN TEMA MENOR»

Preguntado varias veces acerca de si su jefe de filas le ha ofrecido ser ministro, como publicó el diario ‘La Voz de Galicia’, el presidente gallego ha evitado aclararlo. «Yo he dicho muchas veces que lo primero que uno tiene que plantearse es un poco de sensatez y humildad. Los ministros los nombra el presidente del gobierno, y a mí me han nombrado los gallegos presidente dos veces», ha remarcado.

Dicho esto, ha proclamado una vez más que «ser ministro de Galicia no es un tema menor», sobre todo, ha añadido «viendo el mapa autonómico» en el que «ninguna comunidad tiene mayoría absoluta» ni hay «gobiernos estables que han salido directamente de las urnas». Ha contrapuesto que «en Galicia sí» y «eso hay que tenerlo en cuenta».

Preguntado sobre si por este motivo dijo no al presidente cuanto le ofreció ser ministro, el presidente ha evitado aclarar este extremo una vez más: «Yo no he dicho eso, eso lo ha dicho usted». Cuando el periodista le ha recordado que un periódico gallego ha publicado que existió esa oferta, Feijóo ha insistido en que «eso lo ha dicho ‘La Voz'», no él ni Rajoy, antes de coincidir, entre risas, con el entrevistador, en que el diario tiene «buenas fuentes».

Al margen, ha reiterado que Rajoy «sabe la importancia» de Galicia, con un gobierno con «mayoría absoluta» y «estable». Ha aludido a los ayuntamientos en los que no gobiernan en Galicia pese a haber «ganado» las elecciones municipales del 24 de mayo, y ha advertido de que el Ejecutivo autonómico debe «contrarrestar» esta situación «enviando un mensaje de estabilidad a los sectores sociales y económicos».

RAJOY ESTUVO «AL FRENTE DE ESPAÑA»

Sobre los mensajes lanzados por Rajoy y los cambios materializados este jueves en el PP, Feijóo ha destacado la «trascendencia» que «desde un punto de vista internacional, social y económico, tiene que el Ejecutivo central vaya a «aprobar los presupuestos».

También ha incidido en que hubo cambios, toda vez que «de cinco vicesecretarios, cuatro son nuevos». «Es un cambio difícil de rebatir», ha esgrimido, al tiempo que se ha referido a la Ponencia Política con la que los populares, en julio, darán «forma» a las «ideas y propuestas» que pretenden implementar en la próxima legislatura.

«Y hay un presidente que se ha puesto al frente porque sabe que nos jugamos mucho como partido y, en mi opinión, como país. Añadiendo una autocrítica muy profunda y realista, pero las autocríticas no pueden caer en la autodestrucción de un país, sobre todo cuando éste ha sido el más apoyado», ha esgrimido.

Preguntado acerca de si esto supone que hasta ahora Rajoy no estuvo al frente del PP, el líder gallego ha replicado que estuvo «al frente de España» y ha recordado que, en 2011, «se discutía si se entregaban las llaves del país para que fuese gobernado desde Bruselas». En esta coyuntura, ha destacado que no se toman decisiones que «beneficien» al partido de gobierno, sino que le «perjudiquen».

Sin embargo, en el actual escenario, Feijóo ha aplaudido que su jefe de filas se ponga «al frente» del PP, sobre todo en un momento en el que «el PSOE ha demostrado no ser una alternativa, sino un partido dentro de un grupo de fuerzas que conforman una coalición de distintas sensibilidades, alguna de ellas contrapuestas». «España no está para dedicarse a la aventura los próximos cuatro años», ha apostillado.

SIN «DISCUSIÓN» SOBRE COSPEDAL

En cuanto a si María Dolores de Cospedal queda relegada, ha esgrimido que «es la secretaria general y la número dos del partido». También se ha mostrado convencido de que Rajoy ha hablado con la dirigente sobre los cambios de vicesecretarios. «No sé si alguno lo ha propuesto ella», ha señalado, para añadir que, en todo caso, no cree que eso sea «lo más importante».

«Cospedal es la secretaria general del partido, nadie lo discute ni nadie lo ha discutido. Con el tándem Cospedal-Rajoy el PP obtuvo la mayor mayoría de su historia en 2011 y ganamos en 13 comunidades. Ahora hemos vuelto a ganar en 11, lo que ocurre es que no nos dejarán gobernar en buena parte de ellas», ha concluido.

 

RECUPERAR LOS VOTOS DE LA ABSTENCIÓN

 

Por otra parte, poco después de la comparecencia de Rajoy, Alberto Núñez Feijóo ha defendido que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, «toma las riendas» de este partido de cara a las elecciones generales de finales de año y ha asegurado que tienen tiempo para recuperar el millón y medio de votos que sitúa en la abstención y no se han ido a otro partido.

En declaraciones tras participar en el Comité Ejecutivo Nacional de su partido, Feijóo ha destacado que Rajoy vaya a presidir las reuniones del comité de dirección y vaya a implicarse en la «comunicación» de las decisiones, así como que haya situado a su jefe de gabinete en el Gobierno, Jorge Moragas, como director de la campaña electoral, lo que envía el mensaje de que el presidente se va a «implicar al máximo en el diseño, dirección y ejecución» de esa campaña.

Feijóo ha destacado también el compromiso de dejar presentados los próximos Presupuestos del Estado, porque «las elecciones no pueden interrumpir el inicio de la recuperación económica» y porque lanza a su juicio un mensaje importante a los mercados internacionales.

El dirigente gallego ha aplaudido también los cambios en la dirección del PP, los cuatro nuevos vicesecretarios, y la continuidad de Javier Arenas como responsable de política autonómica y local. «Conoce muy bien los entresijos, el funcionamiento orgánico, es un nexo entre todas las nuevas caras y las personas que han trabajado en el partido en los últimos años», ha dicho.

Alberto Núñez Feijóo confía en que su partido tiene tiempo hasta las generales para remontar las encuestas. Ha situado a 1,5 millones de votantes del PP en la abstención que pueden volver a darles el voto. «Si en el peor momento no han decidido votar a ningún otro partido, estamos en condiciones de devolverles la ilusión», ha señalado.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, también se ha mostrado seguro de que su partido tiene tiempo hasta las generales para darle la vuelta a la situación. «Los cambios pueden ilusionar al PP para que el partido ilusione a la sociedad», ha dicho.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar