La Xunta trata de evitar los desahucios con un acuerdo con la banca

  Consello da Xunta_1806_2015

El Gobierno gallego ha aprobado el convenio que firmará con varias entidades financieras mediante el cual articulará rentas sociales para evitar que las familias con menos recursos sufran el desahucio de sus viviendas, ya sea por impago de hipoteca o de alquiler. Abanca ya ha confirmado que se sumará, como también lo harán otras entidades «arraigadas» en Galicia.

Tras un Consello de la Xunta de marcado carácter social, en el que también se ha ratificado la congelación de todas las tasas universitarias para el próximo curso y una nueva rebaja de los impuestos autonómicos de bienes inmuebles, ambas medidas ya anunciadas, el presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado que Caixa Rural y el Sabadell-Gallego firmarán el acuerdo, que «otras» están estudiando.

Las vías que se abren son dos, de forma que en el caso de desahucios por impago de hipoteca, las entidades tendrán que informar a la Xunta y comprometerse a no hacerlos efectivos hasta que la Administración logre un acuerdo con la familia para que ésta siga en su vivienda a cambio del pago de una renta social que variará, en función de las circunstancias, entre cero y 75 euros al mes.

Según ha explicado Feijóo, este acuerdo atañe a las familias con una renta inferior a tres y cuatro veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), que ha identificado en unos ingresos inferiores a 30.000 euros al año, si bien varía en función de las cargas. El objetivo es que permanezcan en esta vivienda un año prorrogable a tres con este alquiler máximo de 75 euros.

En segundo lugar, las entidades financieras pondrán a disposición de la Xunta una parte de su parque de viviendas vacías, de las que se harán constar en el Rexistro de Vivendas Baleiras, para que puedan ser ocupadas por afectados de desalojo debido a impago de alquiler a causa de bajos ingresos.

La renta que podrá cobrar el banco oscilará entre los cero y los 125 euros, y el pago será «coordinado» entre la familia y la Administración autonómica. El presidente gallego ha incidido en que el objetivo es «dar las máximas facilidades de acceso» a una casa a las familias «en función de sus circunstancias».

Con este procedimiento, ha subrayado que «quedaría cerrado el riesgo de que una familia pueda quedar sin vivienda por razones económicas sobrevenidas». La Administración gallega intentará firmar el acuerdo en cada una de las entidades financieras «en el plazo lo más breve posible».

DE LAS COMUNIDADES CON «MENOS» DESAHUCIOS

En su intervención, ha situado esta medida en la línea de las actuaciones activadas por su Ejecutivo para «dar respuesta a las situaciones de mayor vulnerabilidad» en el acceso a la vivienda, y ha aludido al impulso de los programas ‘Reconduce’ y ‘Realoxa’, en los que se trabajó «con más de 300 familias».

El mandatario gallego ha defendido que estas medidas, que «complementaron» a las adoptadas en el ámbito estatal, tuvieron «un impacto innegable» y ha esgrimido que Galicia es una de las comunidades «con menor número de desalojos por impagos».

REBAJA DE IMPUESTOS

En su reunión de este jueves y menos de un mes después de las elecciones del 24 de mayo, que se tradujeron en un importante retroceso de apoyo electoral al PPdeG, el Ejecutivo autonómico también ha dado luz verde a una nueva rebaja de las valoraciones de inmuebles urbanos que permitirá que los gallegos paguen un 50 por ciento menos por la adquisición de una vivienda de lo que pagaban en 2012.

En concreto, la nueva reducción, que será aplicable al segundo semestre de este año 2015, rebajará en un 15 por ciento adicional las valoraciones de los impuestos urbanos, de forma que la disminución, sumada a las anteriores rebajas, acumula un 50 por ciento.

Por tanto, se traducirá en una reducción adicional de los principales tributos autonómicos de bienes inmuebles: el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Además, Feijóo ha anunciado la iniciativa de simplificar desde el 1 de julio el procedimiento de valoración de los bienes inmuebles urbanos, para que los valores se adapten de forma más adecuada «a cada caso concreto».

CONGELACIÓN DE LAS TASAS

Por último, ha ratificado la congelación de todos los precios universitarios de grado y de máster, que permitirá a las familias gallegas «un ahorro de unos 20 millones de euros» y que sitúa a Galicia como la comunidad española con las tasas «más bajas».

El precio medio de las primeras matrículas de grado (un 84 por ciento del total) se mantiene en 11,89 euros. «Es el más bajo de España y está a mucha distancia, por ejemplo, de los 33 euros por crédito que cobran las universidades catalanas», ha subrayado Feijóo.

Respecto de las matrículas de máster, ha señalado que tienen un precio de 26,4 euros por crédito frente a los 65,8 euros de la universidad catalana. «Es tres veces más barato estudiar en Galicia que en otras universidades, principalmente las madrileñas y las catalanas», ha reivindicado.

También ha recordado que la Xunta dispone de una línea de ayudas para los estudiantes que no cumplan los requisitos académicos marcados por el Ministerio y otra destinada a la cobertura de imprevistos, porque su Gobierno no quiere que en Galicia «nadie quede fuera de la universidad por un problema económico».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar