El alcalde de Ourense gestiona el adecentamiento de orillas fluviales

Jesús Vázquez_alcalde de Ourense.jp
El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, ha acordado con la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) y con la Diputación trabajos conjuntos para «adecentar» las orillas de los ríos de la ciudad, «ahora que llega el verano» y son ocupadas por numerosos vecinos y visitantes.

En rueda de prensa conjunta, el regidor y el presidente del organismo de cuenca, Francisco Marín, detallaron acuerdos para un «plan de choque» y actuaciones futuras, pues «se está para conveniar mientras haya disponibilidad económica».

Así, las primeras actuaciones conjuntas serán las de limpieza y «adecentamiento» de las orillas de los ríos Miño, Loña, Barbaña y Barbañica, para librarlos de maleza y árboles caídos, además de «residuos sólidos» que Marín reconoció que no son competencia de la confederación pero recogerá para colaborar, como sillas o mobiliario que responden a la «falta de conciencia» de algún vecino.

El trabajo comenzó ya con una brigada municipal, a la que se sumarán la próxima semana varias de Tragsa y en julio más municipales y las de la institución provincial, según detalló Vázquez.

También acordaron eliminar el viejo edificio de bombeo situado en la desembocadura del río Barbaña al Miño, al lado del pabellón municipal de deportes, sancionado por su situación en zona inundable y abandonado. Otro de los acuerdos, según Marín, fue dar «impulso definitivo» al nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) con los técnicos.

REGATOS SIN NOMBRE

En ese sentido, Marín recordó la situación creada con los informes sectoriales sobre el PGOM, en el que el organismo que preside informa sobre las necesidades de abastecimiento y saneamiento para el incremento de población previsto, y sobre las zonas inundables para el crecimiento urbanístico, recogidos en el documento elaborado por el gobierno local anterior, socialista.

Según el presidente de la CHMS, todo está solucionado salvo el informe sobre zonas inundables, porque el organismo de cuenca tiene los datos sobre los principales ríos pero «hay regatos sin nombre y otros que tiene que detallar el ayuntamiento pues es el que tiene que saber si prevé desarrollos en ellas». «Esto parece de perogrullo, pero no podemos hacerlo en el organismo», agregó.

Aún así, avanzó que hará todo lo posible con los técnicos para que ahora ese informe sectorial pendiente de la CHMS no sea el que pare el trámite del PGOM.

BARBAÑA SANEADO ANTES DE 2020

Marín respondió a preguntas sobre actuaciones pendientes de la confederación en el ámbito de la ciudad y se refirió a los problemas de contaminación del río Barbaña para calificar de «hito histórico» la publicación en mayo, en el Diario Oficial de la Unión Europea, de la asignación de 15 millones de euros de fondos europeos para el saneamiento integral de ese río antes de 2020.

Recordó que se trata de una cuenca casi sin agua propia, pero que recibe los vertidos de varios polígonos industriales, por lo que genera «espumas y alarma social», además de deficiente calidad de sus aguas. «Está en mal estado» y por ahora, según detalló, se cuenta con 3,5 millones de fondos europeos para renovar y mejorar equipos obsoletos de la depuradora de San Cibrao das Viñas, el municipio colindante al de Ourense.

Luego, con los fondos destinados al saneamiento integral, «sí se podrá ampliar porque se podrán hacer expropiaciones» y se dotará de todo lo necesario para bajar los parámetros de elementos contaminantes. «Será una actuación muy ilusionante que marcará el final de la década», añadió Marín.

IDEAS PARA NUEVA SEDE NO VALEN

Marín respondió también a preguntas sobre la sede de la CHMS, ahora en oficinas arrendadas y repartidas por toda la ciudad, en 4 o 5 locales. Explicó que hay un proyecto básico para hacer un edificio «más modesto» que el que salió del concurso de ideas, «que era muy singular y con muchísimos metros cuadrados y por tanto, costaba muchísimo dinero».

El nuevo proyecto básico servirá «para resolver necesidades de la confederación y poco más» en 4.000 o 4.500 metros cuadrados, es decir, «más barato y funcional», teniendo en cuenta que las restricciones para incorporar nuevos funcionarios «se acabarán antes o después». Será un edificio «cómodo y funcional» para usuarios y funcionarios, con máxima luz natural posible.

La construcción del nuevo edificio saldrá «a la baja» antes de fin de año para que esté construido en 2016 o 2017, cuando acaba la cesión de varios locales del ayuntamiento.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar