PSA Vigo plantea un ERE temporal de un máximo de 10 días a 100 trabajadores

PSA Citroen   La dirección de PSA Peugeot Citroën en Vigo ha planteado a los representantes sindicales de la factoría la aplicación de un plan de bajas incentivado y voluntario a unos 100 trabajadores y de un ERE temporal suspensivo que, con las previsiones de producción actuales, afectaría a empleados del sistema dos, el que monta los monovolúmenes.

   Así lo han comunicado a Europa Press fuentes de la empresa, que ha indicado que estas cuestiones fueron trasladadas este lunes a los sindicatos, tras lo que se les instó a designar a aquellas personas que participarán en la mesa de negociación, que por ahora no tiene calendario definido.

Acerca del plan de bajas incentivado, la empresa ha señalado que será voluntario y afectará a unos 100 empleados entre este año y principios de 2016 con el objetivo de «reconducir los excedentes de plantilla» que se generan a consecuencia de la «reorganización de actividades y por la optimización de los procesos de producción».

Asimismo, el Expediente de Regulación de Empleo temporal suspensivo se aplicará hasta principios de 2016 a aquellos trabajadores que hayan agotado los días de adecuación de jornada y que se encuentren en saldo negativo en su bolsa de horas –a partir de menos 30 días–.

Según las mismas fuentes, teniendo en cuenta las actuales previsiones de producción, este ERE afectará a trabajadores del sistema dos, que podrían tener un máximo de 10 días de suspensión de contrato.

La empresa ha manifestado que medidas de estas características fueron negociadas en anteriores ocasiones. De hecho, ha recordado que hubo un plan de bajas incentivado vigente entre 2011 y 2013 y que el ERE temporal es un «mecanismo habitual para gestionar el programa de producción», pues permite adecuar las jornadas para que «la variabilidad no afecte al trabajador».

SINDICATOS

Fuentes sindicales han transmitido a Europa Press que están pendientes de que la dirección de la factoría les remita la memoria explicativa concretando los detalles de estas medidas, lo que creen que ocurrirá a finales de esta semana, tras lo que darán comienzo las reuniones a principios de la siguiente. Así, estiman que la negociación podrá concluir a principios de julio.

Aunque desconocen qué colectivos se verán «más impactados», los sindicatos han apuntado a que el plan de bajas –denominado por algunos como ERE extintivo– afectará al personal de 58 o más años, «próximos a la jubilación». De esta forma, han comentado que los trabajadores de 59 años irán «dos años al paro y se prejubilarán con 61» y a los de 58 les «aumentarán las indemnizaciones».

Sobre el ERE suspensivo, han ratificado que previsiblemente afectará a empleados del sistema dos que agotasen los días de adecuación de jornada y tengan más de «30 días en negativo» en su bolsa de horas, y han considerado que se aplicará entre los meses de noviembre y diciembre.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar