Jesús Vázquez articula el gobierno municipal de Ourense

 Jesús Vázquez_alcalde Ourense_primeiro día na alcaldía_provisonal

El gobierno del PP en el Ayuntamiento de Ourense cuenta con cinco tenencias de alcaldía y tres portavoces, además de repartir seis áreas de gobierno entre nueve ediles, según ha explicado el regidor popular, Jesús Vázquez, que  ha asegurado que se encargará una auditoría externa para conocer la situación de la institución municipal.

Así, los nueve concejales del PP elegidos en las urnas el 24 de mayo se repartirán las competencias distribuídas en seis áreas municipales, según ha detallado Vázquez en una rueda de prensa convocada junto al presidente del Club Ourense de Baloncesto, Antonio Gavilanes, y el presidente en funciones de la Diputación provincial, Manuel Baltar, para anunciar el «compromiso» de ambas instituciones de «avalar un millón de euros» de los 2,9 que la ACB pide al COB para permitirle ascender.

El regidor local ha explicado que «antes de firmar los decretos» para las diferentes competencias de los ediles, ha pasado la mañana desde primera hora «con llamadas e intentando buscar solución jurídica» al compromiso del Ayuntamiento, porque una decisión de avalar ante la entidad financiera Abanca, un préstamo para el COB «requiere su aprobación en pleno municipal», y había que solucionarlo «en tiempo y forma».

Esta primera comparecencia suya en el salón de plenos tras la toma de posesión, según ha señalado Vázquez, se centró en esa actividad que le ocupó toda la mañana. «Nos reunimos con los directivos del COB a los que felicito por el éxito obtenido en la cancha hace unos días, y les confirmé el compromiso y voluntad política de dar el respaldo económico que le permita jugar en la ACB», ha manifestado.

«IMPUTACIÓN DE LIBRO»

Vázquez ha reiterado que para firmar un aval precisa el «apoyo de la mayoría» y no lo tiene, por lo que la cuestión irá a un pleno municipal, pero el «compromiso de aval» firmado este lunes es todo lo que puede hacer «dentro de la legalidad» y sin pensar que «mañana martes pueda haber una imputación de libro», ha precisado.

«Las instituciones -en alusión al Ayuntamiento y a la Diputación- hicieron todo lo que pudieron, así que a Abanca y a su asesoría jurídica tendrá que servirle», reiteró el alcalde ourensano, acompañado por Baltar quien, en una breve intervención, también expresó el apoyo al club, del que fue presidente, según recordó.

Posteriormente el regidor ha recordado que tras cuatro horas de conversaciones y consultas durante toda la mañana, se hizo «lo máximo para resolver el problema del club de baloncesto», pero avisó de que no se puede «firmar un cheque sin constituir la corporación», y no tuvo tiempo «material» durante la mañana para firmar los decretos de los ediles.

AUDITORÍA EXTERNA

También, tras escenificar el apoyo al COB ante la directiva con el presidente Antonio Gavilanes, el alcalde permaneció en la sala de plenos para seguir con su comparecencia ante los periodistas para explicar la distribución de competencias de su equipo de gobierno y las primeras decisiones tomadas como alcalde.

Así, ha detallado que habló con los portavoces, salvo con el de Ourense en Común, aunque lo hará en breve, para tener una reunión y empezar «a buscar puntos de acuerdo en torno a los temas fundamentales» que, para Vázquez, son el Plan General de Ordenación Municipal y el presupuesto municipal «prorrogado por lo que intervención sólo permite sacar adelante temas de administración ordinaria».

También priorizará temas «comprometidos por el anterior gobierno» como la plaza de abastos y «dar una nueva apariencia a la ciudad» en alusión a la mejora de las orillas del Río Miño y de los parques «de cara al verano».

Según ha comentado, habrá una auditoría externa en las diferentes áreas, a disposición de los ciudadanos, además de un informe de intervención municipal para «ver cómo está todo y cómo continuar para el resto del año». «Por si nos encontramos alguna situación atípica», agregó.

En ese sentido, subrayó su intención de hablar al menos por teléfono, con el anterior alcalde ourensano, Agustín Fernández, porque «es de personas tener una despedida o un saludo y no tuve oportunidad de hablarlo antes», y porque igual el exregidor «tiene algún tema» que el actual primer edil «deba saber», según ha afirmado Vázquez.

DE TRES A SIETE MATERIAS POR EDIL

El regidor ourensano ha detallado que la número 2, María Sofía Godoy Gómez Franqueira, será la concejala de Asuntos Sociales, Sanidad, Mujer, Igualdad, Juventud y Voluntariado, además de segunda teniente de alcalde.

El actual director del  centro cultural de la Diputación provincial y número 3 de la candidatura del PP, Francisco González, será el portavoz del grupo municipal y primer teniente de alcalde.

González Boán ejercerá, además, de edil de Cultura y Recursos Humanos. La siguiente en la lista es la abogada Ana María Fernández Morenza, que será edila de Hacienda, Fondos Europeos y Comercio. El número 4 y edil de cultura en el último gobierno del PP, José Araújo, será el segundo portavoz y cuarto teniente de alcalde, además de tener las competencias en Infraestructuras, Perímetro Rural, Parques y Jardines, Medio Ambiente, Limpieza y Transporte Público.

Le sigue la también abogada Isabel María Castelo, que será tercer teniente de alcalde y edila de Turismo y Termalismo, Suministros y Contratación, además de Formación Ocupacional. Por su parte, Jorge Pumar ejercerá el tercer portavoz del grupo de gobierno, quinto teniente de alcalde y edil de Servicios Generales y Promoción Económica.

Mario Guede, que ya fue edil de deportes con el PP en Ourense, volverá a esa competencia municipal y será uno de los dos que tienen concejalía de nombre único, junto con el abogado José Jesús Cudeiro Mazaira, edil de Urbanismo y Planeamiento -exgerente de la empresa mixta Urbaourense de la Diputación-.

La única edil que sigue de la anterior legislatura es María Belén Iglesias, licenciada en Pedagogía y ahora edil de Participación Ciudadana y Educación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar