Rajoy podría realizar cambios en el Gobierno esta misma semana

Según destaca ABC, la semana que comienza podría ser decisiva para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realice los cambios anunciados en el seno del Ejecutivo y en la organización del PP. Aunque Rajoy ha mantenido absoluta discreción sobre el alcance de los cambios que ha anunciado, añade el diario, no es descartable que se rescate para responsabilidades nacionales a algunos políticos con muy buena actuación en la vida municipal o regional, que fueron apartados del poder tras las elecciones del 24-M. En esta situación se encuentran decenas de dirigentes populares, entre los que ABC cita a Javier Maroto, alcalde de Vitoria hasta el sábado, o Xavier García Albiol, exalcalde de Badalona.

EL PAÍS, por su parte, también considera que esta semana podría ser decisiva para que Rajoy resuelva el «enigma» de la crisis de Gobierno, en el que posiblemente «tocará al núcleo duro de su entorno», que en todo caso, «saldrá reforzado».

EL MUNDO y LA VANGUARDIA destacan, por su parte, que el presidente del Gobierno pidió a los ministros agrupados en el autodenominado G-8 (Jorge Fernández, Ana Pastor, José Manuel García Margallo, José Manuel Soria, José Ignacio Wert, Rafael Catalá, Isabel García Tejerina y Miguel Arias Cañete) que suspendieran una cena que ya tenían prevista para después del 24-M, puesto que temía que pudiera malinterpretarse debido a la delicada situación interna que atraviesa en la actualidad el PP y los rumores surgidos sobre cambios en el Ejecutivo y en el partido. Sobre todo, añade EL PAÍS, porque para nadie es un secreto que estos miembros del Ejecutivo mantienen una relación algo fría con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, sobre cuya labor tienen algunas objeciones. A estas alturas, no obstante, lo único que parece claro es que Rajoy cambiará a José Ignacio Wert como ministro de Educación, concluye el diario.

 

QUE GOBIERNE EL PARTIDO MÁS VOTADO

En otro orden de cosas, ABC afirma que la negociación de pactos entre partidos perdedores en las elecciones del 24-M, que ha excluido a la lista más votada en muchos municipios de España, ha encendido las alarmas en la sede del PP, pero también en La Moncloa, donde temen que la inestabilidad en las instituciones comprometa la recuperación económica recién iniciada. Por eso, el Grupo Popular en el Congreso quiere desempolvar ahora la propuesta de reforma electoral que Rajoy planteó en el verano de 2014, y el PSOE rechazó entonces. En el PP creen que una vez pasadas las elecciones sería un buen momento para tramitar esta modificación e introducir mecanismos de modo que gobierne el partido más votado o se establezca como obligatoria la segunda vuelta electoral, siempre con el consenso entre los principales partidos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar