Los tres hermanos encerrados en un banco de Vigo logran cobrar una herencia que reclamaban

Pechados_Encerrados nun banco de Vigo conseguen que se lles pague o medio millón dunha herdanza   Las tres personas, familiares entre ellas, que permanecían encerradas en una oficina bancaria de La Caixa ubicada en Sanjurjo Badía, en la ciudad de Vigo, después de más de cinco horas han conseguido que el banco acceda a entregarles el dinero que reclamaban de una herencia familiar, que ascendiende a 500.000 euros.

En declaraciones a los medios, una de las personas encerradas, Ramona Sánchez, ha aclarado que el motivo del encierro se debe a que ella y sus hermanos llevaban «nueve meses a vueltas» para solucionar un problema que tenían por una herencia de cantidad «bastante importante».

«Gracias a Dios acaba de solucionarse, pero se solucionó debido a las presiones que en parte se ejercieron por todos los lados», ha subrayado la mujer en declaraciones ofrecidas tras más de cinco horas de encierro. Posteriormente, los hermanos permanecieron dentro de la oficina a la espera de concluir los trámites necesarios.

Ramona Sánchez, que ha reconocido que los medios de comunicación han influido «muy positivamente», ha manifestado que «la clave es que (tenían) la razón en todo momento», pues «todo estaba en orden, liquidado en Hacienda», a pesar de lo que el banco «alegaba cada día una cosa diferente» y no les daba «ese dinero».

Su hermano, empresario de Vigo, trasladó a los medios que se trata de más de medio millón de euros de un fondo de pensiones de sus padres, pero su hermana Ramona, ha matizado que no era un fondo de pensiones, sino «dinero contante y sonante».

EL ENCIERRO

Según ha trasladado el hombre, sobre las 12,00 horas de este viernes, acudió a la oficina del barrio de Teis para hacer otras gestiones y, al preguntar por la herencia, le dijeron que no sabían nada. Por ello, aseguró pacíficamente que no se movería de la sucursal hasta que no le diesen una solución, y sobre las 13,00 horas se le unieron sus dos hermanas.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron hasta la oficina sobre las 15,30 horas y abandonaron el lugar alrededor de las 17,00 horas. Asimismo, también se desplazó un responsable territorial de La Caixa.

Ramona Sánchez ha comentado que el motivo que desencadenó su decisión de encerrarse es que, aunque en el banco les dijeron que «en 24 horas» recibirían el dinero, llevaban «toda la semana esperando» y aún no lo habían recibido. «Como hoy era fin de semana tomamos la decisión de que hasta que se nos diera el dinero no movernos de aquí», ha rematado.

La mujer, que ha señalado que «cada vez» les atendieron cargos más altos de la entidad, ha asegurado que durante todo el tiempo que ha durado el encierro no hubo «tensión» y ha defendido que los tres hermanos son «muy correctos». Además, ha agradecido el trato recibido por la Policía Nacional, que fue «encantadora en todo momento».

CANTIDAD ÍNTEGRA

Según ha podido saber Europa Press, la herencia familiar que reclamaban los hermanos, que no se encuentran en «situación de necesidad ni de extrema urgencia», se corresponde a una renta vitalicia de 500.000 euros que ellos querían cobrar «íntegramente», si bien los bancos están obligados a deducir la parte correspondiente en impuestos.

Así, aunque supuestamente los hermanos presentaron en la entidad una solicitud que entregaron ante Hacienda para conseguir un fraccionamiento y aplazamiento del impuesto, las mismas fuentes han señalado que no constaba si la petición fue aprobada, lo que impediría al banco «devolver la cantidad íntegra».

Igualmente, estas fuentes han comunicado que los hermanos «no admitían otra solución que no pasase por la devolución íntegra» del dinero. Finalmente, tras «haber forzado la situación para lograr una situación ventajosa», se llegó a una solución «intermedia», por la que se ha retenido una parte de los impuestos correspondientes a la cantidad de la herencia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar