El nacionalista Lores inica su quinto mandato en Pontevedra

Antonio Lores_investido de novo alcalde de Pontevedra_eleccións 2015

El alcalde de Pontevedra, Miguel Fernández Lores (BNG), ha iniciado su quinto mandato apelando a los «enormes retos» de los próximos cuatro años, que afronta «con la ilusión de un principiante y el bagaje de la experiencia», tras ser investido este sábado.

En la votación obtuvo los 12 votos del grupo municipal nacionalista, frente a los dos del candidato de Marea Pontevedra, y la abstención del PP, PSOE y Ciudadanos, que sumaron 11.

«Si tuviese la más mínima duda sobre las posibilidades de avance y mejora de Pontevedra no habría aceptado ser alcalde», ha precisado Fernández Lores, que ha destacado que en esta localidad se practica «la democracia más radical conocida en ningún otro ayuntamiento».

Sobre la entrada de dos nuevas formaciones en la Corporación, en alusión a los dos ediles de Marea Pontevedra y a la única representante de Ciudadanos, ha confiado en que «esta pluralidad va a enriquecer la labor de gobierno». No obstante, ha advertido a todos los grupos que «los manejos políticos partidarios en contra de los intereses de la mayoría serían un pecado mortal sin perdón».

Por último, se ha comprometido a estar «a disposición de los más desfavorecidos» ante la etapa actual de «sufrimiento, injusticia social y desigualdades».

Además, ha formulado un «llamamiento público y solemne» para que se produzca un «cambio de rumbo» en las relaciones institucionales, al acusar al Gobierno Central de someter al Ayuntamiento de Pontevedra a una «sañuda persecución por la compensación de la paga extra», y a la Xunta del «absoluto ninguneo con los intereses de Pontevedra», a lo que ha añadido el «terrible trato discriminatorio, casi vejatorio» por parte de la televisión pública gallega hacia la ciudad. A todos ha ofrecido «mano tendida y borrón y cuenta nueva».

OTROS GRUPOS

Por su parte, el candidato de Marea Pontevedra, que ha sido el único en rivalizar con Fernández Lores en la votación de elección de alcalde, ha justificado esta decisión en la intención de hacer «más visible» que su formación tiene «un programa alternativo a los de siempre», ha explicado Luís Rei.

Luis Rei ha reprendido al BNG por «pasar del pequeño detalle de dirigirse» a Marea Pontevedra en las conversaciones previas a la sesión de investidura y ha resaltado que sus motivos para no apoyar a Fernández Lores como cabeza de lista del partido más votado el 24-M radican en que el código ético de esta formación «impone un límite de dos mandatos consecutivos en un mismo cargo institucional».

Precisamente, y en presencia del portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, que se encontraba entre el público, Luís Rei ha citado el artículo de los estatutos de la formación nacionalista que «establece un límite de tres mandatos consecutivos en la misma función».

Así, el portavoz de Marea Pontevedra ha recordado que Fernández Lores forma parte de la Corporación pontevedresa desde 1987 y que ostenta el cargo de alcalde desde hace 16 años. «Es una cuestión central para miles de personas que hace cuatro años salieron a las calles demandando democracia real ya», ha afirmado Luís Rei haciendo un guiño al 15-M.

«Marea Pontevedra no podría hacer coincidir su deseo de apoyar en este pleno al candidato de la fuerza más votada con la condición de tener que hacerlo al señor Fernández Lores», ha concluido Rei.

Por su parte, la edil de Ciudadanos, María Rey, ha anticipado que en este mandato apoyará «todas las mociones positivas para la ciudad» y ha apelado al «diálogo» para que «prevalezca por encima de las siglas», argumentando que su partido llega «para crecer, aportar y no para romper».

El portavoz socialista, Agustín Fernández, ha reivindicado que durante los últimos cuatro mandatos el PSOE fue el partido que garantizó «la gobernanza» y aportó «el sentido común y las ideas más transformadoras».

La abstención de los concejales socialistas ha sido «preventiva», según Fernández, como «colaboradores para seguir construyendo Pontevedra incluso desde la discrepancia», si bien ha recordado al alcalde que lleva «más de 5.000 días gobernando», por lo que «no puede alegar cien días de gracia», ha avisado.

«La coherencia y la palabra dada» han sido los argumentos del portavoz del PP, Jacobo Moreira, para favorecer el nombramiento de Fernández Lores con la abstención de su partido, al defender que gobernase la lista más votada tanto cuando el PP ganó en número de votos como cuando, el pasado 24-M, obtuvo 6.325 votos menos que el BNG.

Así, ha anunciado que ejercerá una oposición «intensa y exigente», basándose en que el gobierno en minoría de los nacionalistas requiere el «control implacable de la oposición».

PROTESTAS

Entre el público que abarrotó el Teatro Principal de Pontevedra se encontraban miembros de la plataforma Non crematorios Pontevedra Leste y opositores a la construcción de una planta de compostaje en la parroquia de Canicouva, un proyecto apoyado por el BNG.

Portando camisetas, pancartas y carteles con lemas como «Sogama do sur non» y «Crematorios solución», los vecinos abuchearon especialmente al alcalde y a los concejales nacionalistas César Mosquera y Raimundo González cuando tomaban posesión de sus actas como ediles.

Frente a los pitos de protesta y los gritos de «fuera», los partidarios del BNG aplaudieron a sus representantes y les lanzaron frases de apoyo como: «Estamos orgullosos de ti, Lores».

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la plataforma opositora a la planta de compost, Ramón Agulla, ha asegurado que van a «seguir peleando para que no se construya» a base de concentraciones, asistencia a plenos y denuncias, «hasta que no queden más recursos posibles», incluida la posibilidad de acudir al tribunal europeo de Bruselas.

Agulla ha calificado de «barbaridad» esa obra y ha emplazado a la futura corporación provincial en la Diputación a trasladarla al polígono industrial de Barro-Meis.

DESMAYO

Una de las anécdotas de la sesión de constitución de la nueva Corporación municipal de Pontevedra la protagonizó la agente de la Policía Local Berta Novas, que se estrenaba en la guardia de honor. Transcurridos 45 minutos desde el inicio de la sesión, cayó desplomada durante la intervención del concejal popular Jacobo Moreira a causa del calor provocado por la indumentaria y los focos del escenario donde transcurría el pleno.

También ha destacado la intervención de varios concejales populares –Rafael Domínguez, César Abal, José Luis Martínez y Tomás Abeigón– que, a diferencia de los que prometieron su cargo, optaron por la fórmula del juramento.

La edil de Ciudadanos reaccionó con una sonrisa cuando uno de los asistentes al pleno exclamó la frase «no te dejes querer», al ser la última en tomar posesión y la única representantes de su partido en la Corporación pontevedresa.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar