Cuatro de los 314 ayuntamientos de Galicia tendrán que esperar: Tordoia, Ordes, Caldas de Reis y Lobios

Un total de cuatro corporaciones locales de las 314 que hay en toda Galicia tendrán que esperar al próximo 3 de julio para constituirse, debido a los distintos contenciosos electorales que se han presentado los municipios de Tordoia y Ordes, en A Coruña; Caldas de Reis (Pontevedra); y Lobios (Ourense).

A todos estos ayuntamientos ha llegado la comunicación de la junta electoral central por la que se informa de la presentación de estos recursos y, por lo tanto, la ley obliga a retrasar su constitución. Como consecuencia, las diputaciones de A Coruña, Ourense y Pontevedra también se verán afectadas y no se podrán conformar hasta que estos ayuntamientos hayan resuelto esta cuestión.

Así, en el municipio pontevedrés de Caldas, después de que el PSdeG perdiese la mayoría absoluta por la anulación de dos papeletas que habían sido validadas por la junta electoral de zona, el regidor en funciones, el socialista Juan Manuel Rey, anunció un recurso contencioso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), lo que ha paralizado el pleno de investidura.

En el municipio de Ordes, el actual regidor en funciones, el independiente de Unión por Ordes Manuel Regos, ha presentado un contencioso al no fructificar el recurso interpuesto ante la junta electoral para que se anulase el recuento de dos mesas.

Los resultados de las urnas situaron al PPdeG como fuerza política más votada en ese municipio coruñés, con siete ediles. Como segunda fuerza está UxO, con seis; mientras que el BNG tiene tres y el PSdeG, uno. Se da la circunstancia de que los socialistas trataron de negociar la entrada del regidor independiente en sus filas, pero no fructificó, mientras que el BNG rechazó apoyar al actual regidor.
UN ERROR EN TORDOIA

Sin salir de la provincia de A Coruña, en el municipio de Tordoia, el PSdeG también presentó un contencioso electoral, aunque en este caso no hay duda de que se renovará en el cargo el actual alcalde, el popular Antonio Pereiro, que logró ocho de los 11 ediles con los que cuenta la corporación.

En este caso, el error lo conocen todos los implicados y admiten que existe, pero, como no se reclamó en tiempo a la junta electoral, el PSdeG tuvo que presentar un contencioso electoral. Así, según ha explicado el alcalde en funciones a Europa Press, en la parroquia de Bardás se otorgaron los 103 votos del PSdeG al BNG, lo que le dio a esta formación política un concejal que en realidad no le correspondía.

Con todo, en la página web oficial del Ministerio del Interior se recoge el reparto ‘correcto’, con ocho ediles para el PPdeG y tres concejales para los socialistas. De todas formas, habrá que esperar hasta julio para que se conforme el nuevo consistorio.
DOS SUFRAGIOS DE MÁS

Finalmente, en el Ayuntamiento de Lobios se mantiene el recurso porque los socialistas han denunciado que se contabilizaron 533 votaciones pero 535 sufragios. Sin embargo, el edil más próximo a reparto le correspondería a los populares, que ya tienen mayoría absoluta, con lo que la resolución de este recurso no cambiará la cara de la Alcaldía.

De esta forma, la alcaldesa en funciones, la popular María del Carmen Yáñez Salgado, ha subrayado, en declaraciones a Europa Press, que las juntas electorales rechazaron los recursos presentados, porque «nunca se superaron las personas censadas», y ha atribuido lo ocurrido a un «error» humano. Ante las críticas a que no se pudieron presentar alegaciones, la regidora ha sostenido que hubo quejas registradas y ha negado esa circunstancia.
CORPORACIONES MULTICOLOR

La irrupción de nuevas fuerzas políticas tendrá su reflejo en 39 corporaciones locales, en donde habrá cinco o más formaciones en sus plenos. Frente a ello, el PP, en As Somozas, y Compromiso por Galicia, en Vilar de Santos, gobernarán sin oposición.

Esta situación provoca que, por ejemplo, en Ames el socialista José Miñones (con cuatro ediles) necesite el apoyo de tres grupos más –con la formación Ames Novo está en situación de empate técnico (tiene 4)– para hacerse con la Alcaldía.

También en la provincia de A Coruña, en Cabanas, los tres ediles del PSOE necesitarían el apoyo de BNG, la Agrupación de Electores de Cabanas y Participación Democrática Directa, con un representante cada uno, para superar los cinco que obtuvo el PP. La candidata de AEC, Eva García, avanzó que no aceptaría ningún pacto de gobierno que no incluyese ser ella la alcaldesa.

El escenario de Padrón sigue abierto, con siete formaciones políticas entre las que se han repartido 13 ediles. El PP está a la cabeza con cinco concejales como lista más votada, pero si otros grupos se uniesen podrían arrebatarle el bastón de mando, por lo que habrá que esperar a este sábado para conocer el resultado.
OTROS POSIBLES PACTOS

Uno de los municipios en los que se podría cerrar un acuerdo a cuatro bandas es O Porriño, donde el PSOE, con cuatro concejales, podría gobernar con el apoyo de una formación independiente (2), BNG (2) y EU-Son (1). No obstante, los nacionalistas han abierto la puerta a que se reedite el gobierno del popular Nelson Santos ante su reticencia a integrarse en un grupo del que forman parte exintegrantes del PP.

En Tui se ha ensayado un pacto entre PSOE, BNG, Alternativa Tudense y SON, si bien en las últimas horas los nacionalistas han dejado entrever que no entrarán en el gobierno, aunque apoyarán la investidura de Enrique Cabaleiro.

En cambio, en Sanxenxo ya se ha presentado públicamente el que será el futuro gobierno, en el que están representados Sanxenxo Agrupación Liberal (4), BNG (3), PSOE (1) y Sanxenxo Pode (1). La suma de sus concejales impedirá que el PP repita.
PRIMER PLENO Y CONSTITUCIÓN EN LAS CIUDADES

En las principales ciudades de Galicia, las candidaturas de confluencia se harán con las alcaldías de Santiago de Compostela, A Coruña y Ferrol. En la capital gallega, el candidato de Compostela Aberta , Martiño Noriega, contará para su investidura con los votos a favor del BNG, su antigua formación política, pero aún está por decidir si los nacionalistas entrarán en el gobierno local.

Xulio Ferreiro, también un exmilitante del BNG, será el alcalde de A Coruña, donde la Marea Atlántica gobernará en solitario y en minoría, pero cuenta con respaldo para alcanzar la Alcaldía. Por su parte, Ferrol en Común tiene el apoyo en el investidura del PSdeG y del BNG, que descartaron entrar en el gobierno local.

El panorama en Lugo se ha despejado en las últimas horas tras la renuncia del socialista Xosé López Orozco, cuya reelección estaba vetada por Lugonovo y el BNG por estar imputado en la ‘Operación Pokémon’.

En Ourense, las dudas de lo que haría el candidato de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, que reclamó para él la alcaldía aunque sólo fuese por mitad del mandato, se despejaron también en las últimas horas al afirmar que se votaría a sí mismo, pero habrá que esperar al sábado para que se ratifique el popular Jesús Vázquez como alcalde.

En Vigo el socialista Abel Caballero tiene vía libre gracias a la holgada mayoría absoluta (17 de 27 ediles) que logró, mientras que en Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, que acarició la absoluta, arrancará el mandato con un gobierno en solitario después de haber gobernado los últimos 16 años con el apoyo del PSdeG, aunque no descarta negociar pactos posteriores.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar