Abel Caballero, confirmado en Vigo por mayoría absoluta

Abel Caballero_Vigo_toma posesión eleccións 2015

   Abel Caballero ha sido investido este sábado como alcalde de Vigo, en su tercer mandato, tras haber obtenido el mayor respaldo electoral logrado nunca por un candidato en la historia de la ciudad, con una representación de 17 ediles, frente a los 7 del PP y a los tres concejales de la Marea.

En su intervención, ya regidor electo, Caballero ha agradecido la confianza de la ciudad por el gran resultado obtenido y ha prometido mantener su modelo de ciudad: reformar calles y seguir con la «creación de empleos keynesianos», mantener «las políticas sociales más importantes de España», continuar con la gestión que lleva al Ayuntamiento a tener «deuda cero» este mes de junio y, en definitiva, hacer que Vigo «ocupe su lugar en el municipalismo español».

El regidor se ha comprometido a trabajar con «humildad» tras constatar que, el pasado 24 de mayo, «Vigo habló alto y claro» y que «castigó severamente  a los que no quisieron atenderla ni entenderla». «Estuvimos en la defensa perenne de Vigo, y a muchos no los encontramos allí, sino enfrente, defendiendo los intereses de otros territorios», ha lamentado.

Asimismo, se ha referido a quienes han criticado sus acciones de gobierno, como la instalación de un barco en una rotonda en Coia y, tras tildarlos de «farsantes» y «antidemócratas», les ha recordado los buenos resultados del PSOE en ese barrio.

TRATO A VIGO

Por otra parte, Caballero ha advertido de que «muchas cosas tendrán que cambiar en el trato a la ciudad» en esta nueva etapa política municipal, y ha señalado que «Vigo no ocupa el lugar relevante que le corresponde en la gran Galicia». «Por eso tuvimos que salir a la calle a defender tantas causas», ha apuntado el alcalde.

El regidor socialista ha indicado que «Vigo no quiere nada que no sea suyo», aunque ha matizado que «tampoco va a consentir que se le niegue lo que le corresponde». En esa línea, ha apuntado que la ciudad olívica quiere ser una «locomotora» en la comunidad, y no una «mera sustancia pasiva».

Pese a estas exigencias, pese a proclamar que el gobierno local «nunca se conformará con un hospital privado y sin laboratorio», y pese a las críticas a las administraciones del PP por «abandonar» la ciudad, Abel Caballero, ha tendido su mano a Xunta, Diputación y Gobierno central, y les ha ofrecido «diálogo».

PP PIDE «SUMAR»

La candidata del PP a la alcaldía, Elena Muñoz, ha centrado su intervención en la necesidad de «sumar ideas», para que emprender, «entre todos», la tarea de la recuperación económica. Así, ha avanzado que su grupo está «preparado para proponer» ideas y «soluciones» en esa línea, y ha pedido al futuro gobierno municipal medidas reales de apoyo al empleo, a los emprendedores, «mayor control del gasto público, o mejores políticas sociales.

Muñoz ha advertido de que «se lidera gobernando para todos» y de que «negociar no puede significar pelear». Por ello, ha abogado por una mayor colaboración institucional, por un Ayuntamiento «transparente y no promotor de hostilidades».

«ENMIENDA A LA TOTALIDAD»

Por su parte, el candidato de la Marea de Vigo, Rubén Pérez, ha iniciado su intervención aludiendo al proceso electoral «innovador», en el que los ciudadanos han dado muestras de su «desafección» hacia los políticos y hacia una ley electoral que ha dejado fuera del Ayuntamiento olívico al BNG, «pese a tener suficiente representatividad».

Pérez ha avanzado que su grupo no se comportará «como la avestruz que mete la cabeza en el agujero», pese a ser «consciente de la correlación de fuerzas» en el pleno. Así, ha subrayado que la Marea quiere hacer una «enmienda a la totalidad» al actual modelo de ciudad en Vigo.

Según ha apuntado, su grupo exigirá conocer por qué se prorrogó la concesión a Aqualia, «por qué las concesionarias privadas se llevan los servicios», «por qué hay concejales imputados y no se ha creado una comisión de investigación», por qué no se alcanza el ratio suficiente de trabajadores sociales, «cómo se contrata y a quién, con nombres y apellidos», o «por qué hay una ciudad adornada mientras cientos de personas hacen la cola de la injusticia para unas ayudas insuficientes».

SIN INCIDENTES

El pleno de investidura se ha celebrado sin incidentes en Vigo, salvo algunas interrupciones a los concejales por parte de defensores y detractores de unos y otros. Por ejemplo, un grupo de personas abandonó la sala criticando a Caballero (cuando éste se estaba refiriendo al barco en la rotonda de Coia), entre abucheos de los partidarios del alcalde.

Por otra parte, la toma de posesión de los ediles también se desarrolló con total normalidad, salvo por la fórmula elegida por los ediles de la Marea para prometer su cargo. Todos señalaron que manifestaban su lealtad a la Constitución y al Rey «por imperativo legal».

En el caso de Rubén Pérez, tras la fórmula habitual, ha añadido que prometía el cargo «sin renunciar a la defensa» de sus «valores y principios republicanos». Sus compañeros de grupo, han añadido que prometían «sin renunciar» a sus «principios soberanistas y republicanos».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar