Ciudadanos desbloquea la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía

Susana Díaz_Ciudadanos_acordo para á investidura Andalucía JuntaEl acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos para asegurar la investidura de Susana Díaz se consolidó ayer con la firma de un pacto que recoge 35 medidas de transparencia y regeneración democrática, además de 17 propuestas fiscales y 18 sociales. El documento contempla la separación inmediata de cualquier cargo orgánico que resulte imputado por corrupción y la eliminación de aforamientos a nivel autonómico. No obstante, no recoge expresamente el compromiso por escrito de Díaz de que pedirá el acta del expresidente de la Junta Manuel Chaves si resulta imputado de un delito por el Tribunal Supremo en el caso ERE. No obstante, el presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos, Juan Marín, dijo que la presidenta en funciones se ha comprometido con él a pedirlo por escrito si finalmente resulta imputado.

También se recoge que los cargos institucionales que perciban una retribución pública no podrán recibir de sus formaciones políticas ninguna remuneración complementaria; se hará pública la declaración de bienes y actividades y de las declaraciones anuales del IRPF de todo cargo electo y su cónyuge. Asimismo, los partidos que se hayan financiado ilegalmente a través de actos de corrupción de sus cargos públicos deberán hacerse responsables patrimonialmente de esos actos.

Juan Marín atribuyó el cambio de posición a favor de la investidura de Díaz por los «cambios importantes de actitud y de contenidos» en el PSOE. «Ciudadanos no ha venido a ser un espectador ni a esconderse, sino a asumir riesgos desde la oposición», dijo. El coordinador territorial de Ciudadanos, Manuel Buzón, apuntó que su partido «no está dando un cheque en blanco para que el PSOE gobierne en Andalucía». El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, destacó el alto nivel de «exigencia y compromiso» que supone el pacto. Los socialistas han pedido a PP, Podemos e IU que se sumen al acuerdo.

El apoyo del partido de Albert Rivera será el único con el que cuente Díaz para su investidura. La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, mantuvo ayer un encuentro con Susana Díaz para intentar acercar posiciones. «Nos dan un portazo, estoy estupefacta. Es como si a mitad del partido te dicen que no seguimos jugando», dijo Rodríguez. Según el vicepresidente dela Junta en funciones, Manuel Jiménez Barrios, a Podemos «no le interesa el acuerdo». IU mantendrá su voto negativo porque considera que no hay concreciones a sus propuestas, mientras que el PP criticó el «teatrillo» que ha hecho Díaz durante las negociaciones.

Los diarios destacan que el acuerdo firmado entre PSOE y Ciudadanos no recoge la salida de Chaves. Para EL MUNDO, «Rivera se fía y apoya a Díaz sin que Chaves y Griñán dimitan». «Ciudadanos cede ante Díaz y sella un acuerdo sin pedir la salida inmediata de Chaves», titula ABC. Según LA RAZÓN, «la formación naranja olvida la imputación del expresidente Chaves».

CIFUENTES ESPERA UN ACUERDO CON CIUDADANOS EN MADRID

La Asamblea de Madrid se constituyó ayer y eligió como presidenta a la popular Paloma Adrados, mientras que las vicepresidencias serán ocupadas por Juan Trinidad, de Ciudadanos, Modesto Nolla, del PSOE, y Laura Díaz, de Podemos. El PP ocupará dos de las secretarías, y el PSOE la tercera.

El acuerdo logrado la víspera entre PP y Ciudadanos para que el partido de Albert Rivera ocupe una vicepresidencia allana el camino hacia la investidura de Cristina Cifuentes a la presidencia de la Comunidad. Cifuentes dijo ayer que espera llegar a un acuerdo con el líder de Ciudadanos en la región, con quien tiene previsto reunirse hoy y el viernes para comenzar a hablar del programa de gobierno, si bien insistió en que no hay «nada cerrado». «El hecho de que hayamos llegado a un acuerdo en la composición de la Mesa no significa que vayamos a liderar un acuerdo para gobernar, aunque yo espero que así ocurra», dijo.

El candidato de Ciudadanos a la Comunidad, Ignacio Aguado, admitió que la nueva fase de la operación Púnica «complica» un acuerdo con el PP. Por su parte, Cifuentes, sostuvo que los nuevos registros dentro de la operación Púnica no deberán afectar a las negociaciones.

EL PAÍS destaca que el compromiso de Cifuentes con dos de las demandas de Ciudadanos la dejan «muy cerca de ser presidenta». El diario se refiere a la celebración de primarias y regular por ley la dedicación exclusiva de los diputados regionales, que a partir de la próxima legislatura no podrían compatibilizar el escaño con otra función.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar