Activado el Plan de Calor para reducir el impacto sobre la salud

ola-de-calor

   La Xunta ya tiene en marcha, desde el 1 de junio, el Plan de Calor 2015, con el objetivo principal de reducir el impacto sobre la salud de la población gallega por el mantenimiento de las condiciones de ola de calor durante más de una jornada.

Este documento, según explica la Consellería de Sanidade, establece un sistema de previsión, alerta y comunicación de los riesgos; define una sistemática de intervención para cada nivel de alerta establecido; y refuerza la coordinación institucional entre las unidades competentes en esta materia.

Sanidade explica que se considera ola de calor el índice de sensación térmica superior a 24 grados y superior al percentil 95 de los datos históricos de esta zona. Además, también se estima así cuando las temperaturas mínimas son superiores a 20 grados y todas estas circunstancias se mantienen en dos o más jornadas.

Las unidades competentes que participan en esta materia y que también lo hacen en el Comité del Plan de Calor son, además de la Consellería de Sanidade y del Sergas, los departamentos de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas; Vicepresidencia y Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza; y Traballo e Benestar.

La situación meteorológica en las jornadas de este lunes y martes serán semejantes a las que se vivieron el domingo, con altas presiones y aire cálido en superficie procedente del norte de África. Esto dejará dos jornadas de temperatura elevada, con valores máximos que superarán los 30 grados en muchos lugares de la Comunidad, aunque  ya el martes con una ligera tendencia a la baja.

Según explica la Xunta, los sistemas de comunicación de la información establecidos en el plan se centran en la población general, con especial énfasis en los ciudadanos más sensibles a las altas temperaturas, y sus familiares. Está basado en los medios de comunicación, además de otros canales como puede ser internet.

Además, establece los sistemas de comunicación de la información para los profesionales del sector social y voluntariado dedicados al cuidado de las personas mayores, así como a los trabajadores y dispositivos sanitarios.

RECOMENDACIONES GENERALES

Para protegerse del calor, Sanidade recomienda beber más líquido del habitual, sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos. Debe evitarse ingerir bebidas calientes, alcohólicas, café, té y las muy azucaradas.

Asimismo, se recomienda comer verduras y frutas en abundancia y se evitarán comidas copiosas. Respecto a la vestimenta, conviene usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombreros, gafas de sol y cremas protectores solares. El calzado deberá ser cómodo, fresco y que transpire.

En el interior de los edificios, se aconseja permanecer, a ser posible, en lugares ventilados o acondicionados, y usar las habitaciones más frescas de la vivienda.

En los momentos de calor más intenso, se puede refrescar el cuerpo con una ducha o baño en agua templada. En el exterior, se evitarán las horas de más calor, a poder ser, y se reducirá la actividad física; mientras que en los locales deben evitarse las aglomeraciones de personasen aquellos sin aire acondicionado.

Cuando se vaya a la playa, conviene tomar el sol de forma progresiva durante los primeros días, evitando las horas de mediodía y las primeras de la tarde. Sanidade señala que nunca se debe quedar dormido tomando el sol. Se recomienda tapar a los niños con una gorra y una camiseta opaca.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar