Los pactos de la izquierda ponen en peligro la recuperación, según el Gobierno

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, reiteró ayer que los pactos que está cerrando el PSOE con organizaciones de la izquierda radical como Podemos, de cara a la constitución de gobiernos locales y autonómicos, pueden poner en riesgo la estabilidad política y la recuperación económica, en línea con lo apuntado el pasado viernes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y por la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría. Así mismo, el ministro de Justicia lamentó que los socialistas sólo excluyan de las negociaciones a los partidos de centro derecha, algo que, según él, no ocurre en ningún otro país de Europa.

La presidenta del Partido Popular Catalán, Alicia Sánchez-Camacho, por su parte, acusó también a Pedro Sánchez de rendirse y venderse a los planteamientos de Podemos y de formaciones separatistas como la CUP en Cataluña, en lugar de respetar las mayorías del PP en los comicios autonómicos y municipales. Esa claudicación de Sánchez, según la dirigente del PP, «no es buena para la convivencia ni para la economía ni para la imagen de España en el mundo», y «sin duda pasarán factura al PSOE en las urnas». Sánchez-Camacho también se refirió a Ciudadanos para decirles «que se dejen de excusas y pacten ya».

 

A propósito este asunto, el diario LA RAZÓN señala hoy en su portada que los acuerdos del PSOE con Podemos están consiguiendo que surjan divisiones en las filas de los socialistas. Históricos del partido, dice el diario, están alertando a Sánchez de que sus acuerdos arriesgan la estabilidad de España. Así, Susana Díaz advirtió que el PSOE «no puede ser una pasarela para que el Podemos toque poder». La Federación andaluza, insiste el diario, cree que el PSOE puede sufrir un batacazo en las generales si sigue con esta política de alianzas. ABC, en la misma línea, destaca que «los ciudadanos siempre han castigado en las urnas pactos antinatura y entre perdedores. Así ocurrió en Extremadura, Cataluña, Galicia o Baleares, donde los electores pasaron factura a los extraños compañeros de cama«. LA VANGUARDIA, por su parte, considera que «el éxito de la nueva izquierda en las grandes ciudades arrastra al PSOE y atemoriza al PP». EL PERIÓDICO indica que los pactos están en el aire, «porque Ciudadanos y Podemos no muestran sus cartas».

ANALISIS DE LA PRENSA

En este contexto, varios diarios realizan análisis y proyecciones sobre la futura composición de gobiernos de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Así, EL PAÍS recapitula y asegura que el PP perderá el próximo sábado gran parte de su hegemonía municipal en beneficio del PSOE y de plataformas ciudadanas autóctonas o impulsadas por Podemos. La constitución de las nuevas Corporaciones Municipales, el 13 de junio, desplazará al PP a la oposición en ciudades como Madrid, Valencia o A Coruña.

El mapa autonómico que ha dejado el 24 de mayo, por su parte, no acabará de dibujarse hasta dentro de unas semanas. La constitución de los Parlamentos, en los próximos días, podría dar pistas de los futuros pactos, pero no serán definitivas. El PSOE cuenta con cerrar alianzas con fuerzas de progreso (Podemos, Compromís, y otros partidos regionalistas o nacionalistas) para gobernar en Asturias, Comunidad Valenciana, Baleares, Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón. Si se suma Andalucía, el PSOE gobernaría en siete de las 17 autonomías. El PP permanece a la espera, sobre todo, de lo que pueda ocurrir en Madrid.

ABC también informa sobre la situación actual de las negociaciones y los pactos entre partidos, y ofrece un perfil de las figuras políticas emergentes, que empezarán a ser habituales en los medios de comunicación tras los resultados electorales del 24-M., como Cristina Cifuentes, Ximo Puig o Manuela Carmela, entre otros. También, analiza la situación de otras figuras políticas que cambiarán de actividad o que, simplemente, abandonarán la primera fila, como Luisa Fernanda Rudí, Rita Barberá, León de la Riva, etc. LA VANGUARDIA, por su parte, pone el acento en el hecho de que las mujeres «son en gran medida las protagonistas del relevo al frente de las instituciones tras el 24-M».

CAMBIOS

ABC también asegura que los cambios que Mariano Rajoy anunció la pasada semana para dar un impulso a los últimos meses de mandato, tras los malos resultados en las elecciones municipales y autonómicas del 24-M, no se quedarán en leves pinceladas cosméticas. Fuentes del Ejecutivo apuntan a que la remodelación que prepara el presidente del Gobierno será sustancial y tiene como objetivo mejorar la estrategia comunicativa y la tarea de coordinación con el Partido Popular. El partido, añade el diario, espera el nombramiento de un portavoz político fuerte. Una reforma que podría afectar a las atribuciones de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que no obstante mantendría importantes parcelas de poder. Así, Alfonso Alonso y Pablo Casado aparecen como los encargados de mejorar la coordinación entre La Moncloa y la calle Génova. Junto a estos previsibles cambios en el Ejecutivo, informa también ABC, se producirán otros cambios en el partido, forzados por los resultados electorales, pero también por el lógico relevo generacional.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar