Feijóo celebra que la provincia de Ourense registrara «el menor descenso en porcentaje de votos»

Baltar_Feijóo_Ruea_directiva PP Ourense

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido que el partido celebrará en el mes de julio una ponencia política «no susceptible de ningún retraso», para plantear «cambios de políticas, actitudes y equipos» ante unos comicios generales que, según sus palabras, serán «una segunda vuelta» tras los municipales del 24 de mayo.

Feijóo asistió en la sede de Ourense, a la última reunión de junta directiva provincial del PPdeG convocada para analizar los resultados electorales. En ese sentido, en declaraciones previas a la reunión, dijo que no fueron satisfactorios, aunque destacó que en esta provincia se registró el «menor descenso en porcentaje de votos» de las cuatro gallegas, pues sólo bajó en un 5 por ciento, frente a la media del 7 por ciento o el 12% de bajada en una de ellas.

Agradeció, por eso, a la directiva provincial y a su presidente, Manuel Baltar, los resultados y anunció que el PPdeG «seguirá trabajando», pues entendió el mensaje de los ciudadanos. «Por eso planteamos cambios de políticas, actitudes y equipos que iremos haciendo de acuerdo con el calendario nacional, ya que estamos ante las elecciones generales, que serán una segunda vuelta», agregó.

Así, se hará una ponencia política «que no es susceptible de ningún retraso». Al respecto, ha indicado que ya pidió a Ourense y al partido en las demás provincias que «trasladen y propongan esos cambios de políticas y actitudes, y cerraremos la ponencia en julio», concretó.

Además, se refirió a los resultados de las municipales para reiterar el agradecimiento a la gente «por su apoyo al PPdeG en elecciones complicadas, muy difíciles, con partidos y agrupaciones nuevas que nunca se presentaran antes, y los resultados no fueron satisfactorios».

AYUNTAMIENTOS-MERCADILLO

El PP, según el presidente gallego, es «el mayoritario y tiene que seguir siéndolo», y para eso, necesita mayorías más ampliar por lo que «no hay tiempo que perder». En Galicia, ha criticado, se están viendo ayuntamientos «que se convierten en mercadillos, donde se subasta, acuerda o desacuerda, según el kilómetro donde se negocie», criticó.

Se refirió así a las negociaciones de los nuevos partidos para evitar gobiernos del PP, allí donde el partido de Feijóo no obtuvo mayoría. Al respecto, el presidente gallego añadió que la gente «se sorprende además del poco rigor y del poco respeto que se tiene por las instituciones y por la gente».

Dijo lamentar «profundamente» los «espectáculos, chascarrillos y negociaciones con regateos» en los que se sorprende a los vecinos con partidos que dicen que «apoyan a otro en una ciudad, y en la de al lado se niega a respaldar al mismo partido y en una tercer ciudad, todo lo contrario». Reprobó este «tipo de cosas que no se habían dado en la historia municipal española ni gallega» y expresó su esperanza de que los ciudadanos «sepan disculpar estas actitudes» que a su parecer, no son correctas.

Así, en la mañana de este viernes, Feijóo defendió, por ejemplo, el derecho del PP de Pontevedra a gobernar en la Diputación, donde perdió la mayoría absoluta pero sigue siendo la fuerza con mayor representación. Precisamente, el presidente en funciones el ente provincial, el popular Rafael Louzán, ha ofrecido al BNG un «pacto sin límites» para mantenerse al frente de la institución.

De nuevo en Ourense, Feijóo ha explicado que las juntas directivas provinciales «no son para poner en valor los resultados», sino para «hacer autocrítica», también en Ourense. Porque en Galicia y en Ourense «queremos ser lo que somos, pero con mayor intensidad», ha dicho, antes de concrtar que está en un «partido centrista, galleguista, reformista y que da solidez y estabilidad a las instituciones».

OURENSE «VOLCANIZADO»

Feijóo respondió a preguntas sobre la ciudad de Ourense, donde los resultados de la candidatura de Jesús Vázquez, le permiten gobernar en minoría, con 10 ediles, frente a los 8 obtenidos por Democracia Ourensana, los 6 del PSOE y los 3 de Ourensen en Común.

Según el presidente gallego, la ciudad precisa un gobierno estable para aprobar el plan urbanísticos y el presupuesto municipal, y para «no estar en los juzgados y con enfrentamientos internos». Así, calificó el resultado obtenido de «oportunidad para tener la estabilidad que no tuvo en los últimos tres años».

Apeló al PSOE para que esté «a la altura» de esa necesidad, y dijo que el PP «garantiza esa estabilidad» para no tener un Ourense paralizado, con la «volcanización» de la vida municipal, con acontecimientos y cosas «inverosímiles» cada día, cada mes o cada trimestre.

«Esta volcanización hay que pararla y enfriarla para que la única temperatura elevada de la ciudad, se registre en las fuentes termales de As Burgas», ha enfatizado.

Se refirió a DO y a su candidato Gonzalo Pérez Jácome, que busca aliarse con cualquier partido para ser alcalde, aunque sea una parte de la próxima legislatura. Al respecto, ha subrayado que es «difícil comprender que se quiera ser alcalde de Ourense y no ser alcalde a la vez», en alusión al anuncio del propio Jácome de la posibilidad de dar el salto a las autonómicas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar