En marcha el plan operativo contra incendios de Galicia

El operativo contra incendios forestales de la campaña de alto riesgo en Galicia para este 2015 estará formado por 5.767 personas, las mismas que en el pasado ejercicio. También mantiene los medios materiales, con 32 aéreos y 360 motobombas, dos más que en 2014.

Lo ha explicado este viernes la conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, antes de avanzar el Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais en Galicia (Pladiga 2015) en el marco del Consello Forestal de Galicia.

Según ha indicado, estos 5.767 efectivos del Servizo de Prevención e Defensa contra Incendios Forestais (Spdcif), se verán reforzados por personal del Ministerio, del Ejército y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, hasta completar un operativo de más de 7.000 personas.

En lo respectivo a los medios materiales, a los 32 medios aéreos –entre los propios de la Xunta y los que aporta el Estado– y a las 360 motobombas, se añaden cisternas, palas y otros vehículos.

Rosa Quintana_conelleira Medio Rural e Pesca_preside Consello Forestal de Galicia

PARROQUIAS DE ALTA ACTIVIDAD INCENDIARIA

El Pladiga 2015 también mantiene las 79 Parroquias de Alta Actividad Incendiaria (PAAI) incorporadas en 2014. En ellas, se llevarán a cabo medidas extraordinarias como el seguimiento exhaustivo de las actividades desarrolladas, la exclusión de las autorizaciones extraordinarias para el pastoreo en territorios quemados y un control riguroso de las ayudas públicas concedidas en estas localidades.

Al respecto, Rosa Quintana ha precisado que «si mantienen las mismas condiciones que el año pasado», «42 o 43» de estas localidades «dejarían de estar» contempladas como Parroquias de Alta Actividad Incendiaria en el Pladiga de 2016.

Con la asignación de este distintivo, la Consellería do Medio Rural e do Mar busca «ejercer una función disuasoria» a la vez que intensifica las actuaciones de vigilancia».

RÉPLICA A LOS SINDICATOS

En su intervención, Quintana también ha respondido a las acusaciones de «Sería una locura pensar que la administración está haciendo cosas que puedan contribuir a que el monte arda», ha argumentado en referencia a las críticas de los sindicatos.

Asimismo, ha destacado que «los incendios sólo tienen un culpable». «Creo que todas las personas de bien, independientemente de que estén en los sindicatos, cualquier fuerza política o en el gobierno, tienen que entender que el único enemigo al que todos tenemos que hacer frente es al desgraciado que va a prender fuego al monte», ha señalado.

«Lo demás, es decir cosas por decir», ha manifestado antes de indicar que la Xunta «intenta mantener desde 2009 al máximo nivel de operatividad el servicio público de extinción de incendios forestales». «Y lo que queremos es que, en lugar de tener que perder tanto tiempo en apagar fuegos, este servicio pueda trabajar mucho más en prevenir».

ADAPTACIÓN AL PEIFOGA

Por otra parte, como novedad, este año el Pladiga se adapta al recientemente aprobado Plan Especial de Protección Civil ante emergencias por incendios forestales en la Comunidad Autónoma de Galicia (Peifoga). Con esta adaptación, se redefinen las situaciones operativas de emergencia que deben de contemplar los planes y que substituyen los niveles de gravedad.

De este modo, el nivel de gravedad 0 que antes recogía el documento –referido a aquellos incendios que no suponen peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción, ni para bienes distintos a los de naturaleza forestal– pasa a denominarse ‘situación 0’.

Sin embargo, cuando sea necesario solicitar la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) porque existen muchos fuegos en una zona determinada o cuando el incendio es peligroso y puede afectar a bienes y, de forma leve, a la población o bines de naturaleza no forestal, se pasa a denominar ‘situación 1’ (en la anterior nomenclatura se continuaba con Nivel 0).

Los conocidos como fuegos de Nivel 1 –aquellos que por su posible evolución necesitan la puesta en marcha de medidas para la protección de las personas o los bienes distintos de los de naturaleza forestal– pasarán a denominarse ‘situación 2’.

Por último, la nueva ‘situación 3’ será cuando se registren incendios que puedan suponer situaciones de emergencias de interés nacional e, incluso, tener que ser declarados por el Ministerio del Interior (conocidos anteriormente como Nivel 2 y 3).

EVOLUCIÓN

El Pladiga 2015 también establece los distintos estados por los que evoluciona un fuego. Así, se hablará de fuego estabilizado cuando, sin llegar a estar controlado, evoluciona dentro de las líneas de control establecidas según las previsiones y los labores de extinción que conduzcan a su control.

Así, un fuego controlado es aquel que consiguió aislar y detener su avance de propagación, entendiendo que todo fuego sin llamas en el perímetro o en el que se estén ejecutando labores de finalización o saneamiento es un fuego controlado.

Por último, se hablará de fuego extinguido cuando ya no existan materiales en ignición en el perímetro del incendio y se considere que no es posible su reproducción.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar