En el Hospital de Ourense «no constaban sospechas» sobre la situación de la asesinada

Xerente do Sergas_Campa e Igualdade_sobre muller asasinada no CHUO

El gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Antonio Fernández-Campa, ha confirmado este jueves que en el hospital de Ourense (CHUO) donde estaba ingresada la mujer asesinada por su marido en el propio centro médico el pasado mes de mayo «no constaban sospechas» de que hubiese ingresado un mes antes por una agresión machista.

En comisión parlamentaria, preguntado por la diputada del PSdeG Carmen Acuña, ha explicado que, de existir algún indicio, se hubiesen dispuesto medidas de «limitación de acceso en las visitas» u otro sistema de protección. Sin embargo, según sus palabras, no había información en ese sentido.

Al contrario, ha detallado que el caso de esta mujer, que llegó con un traumatismo craneoencefálico en abril, se trató como una víctima de un robo con violencia en su domicilio, supuesto que su pareja defendió ante la Guardia Civil en aquel momento.

Ante la acusación de la parlamentaria socialista de que «la ideología conservadora» ha supuesto «un retroceso en el camino de la igualdad» y en la lucha contra la violencia de género, el alto cargo del Sergas ha sostenido que estos «actos de barbarie» evidencian «un fracaso de toda la sociedad» y «no de una fuerza política».

Como ejemplo, ha citado que «en Andalucía» se han producido este año cuatro muertes a causa de la violencia de género, a lo que Carmen Acuña ha replicado que en esa comunidad «aún no mataron a ninguna mujer en un hospital público».

«SEGUIR MEJORANDO»

Así, ante la pregunta de si el Sergas tomará alguna medida para evitar que puede volver a ocurrir un caso similar, Fernández-Campa ha admitido que se debe seguir «trabajando» para «mejorar constantemente».

En este sentido, ha apelado a la necesidad de «incrementar la sensibilización» de todos los profesionales del Sergas en la detección y el combate de la violencia de género y se ha mostrado «seguro» de que todo el personal pretende que «no se vuelva a producir» un hecho igual.

«INTERÉS POR SABER QUÉ OCURRIÓ»

Previamente, en la misma comisión, la diputada del BNG Carme Adán ha interpelado a la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, sobre el mismo crimen, desde el convencimiento de que «falló la aplicación de la ley».

Al respecto, la alto cargo de la Xunta ha asegurado que la Xunta tiene «tanto interés» como la oposición por «saber qué ocurrió» e «impedir que vuelva a suceder» y ha afirmado que trabajará sobre las conclusiones de la «rigurosa investigación» que está llevando a cabo la Justicia.

Y, dado que la nacionalista la ha instado a «implicarse» en el tema, López Abella ha dejado claro que el Gobierno gallego no puede «meterse» en la labor judicial tras señalar que el caso está «bajo secreto de sumario». Eso sí, ha recordado que la Xunta ya obtuvo el visto bueno de la familia para personarse como acusación particular.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar