Homenaje a Ramón Piñeiro y su «espíritu integrador»

image
Personalidades de la cultura gallega y autoridades de la Xunta han reivindicado este domingo, en la capital gallega, el «espíritu integrador» de Ramón Piñeiro, «maestro del galleguismo», en el centenario de su nacimiento.

Y es que Ramón Piñeiro nació en Láncara (Lugo) un día como este, 31 de mayo, hace 100 años. Por ello, a modo de homenaje, estas personalidades y autoridades han dedicado unas emotivas palabras a este polifacético intelectual galleguista, fallecido en la capital gallega en 1990, hace 25 años.

image
El lugar escogido para este cariñoso homenaje ha sido la calle Xelmírez, concretamente su número 15, pues en este edificio, que pertenece a la familia García-Sabell, vivió Ramón Piñeiro. Por esta razón, este edificio cuenta, a partir de este domingo, con una placa de bronce dedicada a Ramón Piñeiro, «maestro del galleguismo».

Según han relatado varias personalidades de la cultura, como el director de la Editorial Galaxia, Víctor Fernández Freixanes, Ramón Piñeiro, quien militó en el Partido Galeguista en su juventud y trabajó en la campaña a favor del Estatuto de Autonomía de 1936, convirtió el último piso de este lugar en un «espacio irrepetible» en el que «se formaron» muchos hombres y mujeres.

De hecho, para Freixanes, en este lugar, que considera un «territorio mágico», vivió un hombre que dejó una «huella imborrable» en la historia de la cultura gallega.

PIÑEIRO, «CIUDADANO HEROICO»

A esta opinión se ha sumado el presidente de la Real Academia Galega (RAG), Xesús Alonso Montero, quien tituló su discurso dedicado al fallecido intelectual gallego: ‘Fue, sin duda, un ciudadano heroico’. Y es que, para Alonso Montero, la figura de Ramón Piñeiro, quien estuvo en la cárcel debido a la lucha política clandestina contra el franquismo, «invitó» a muchos jóvenes a «salir» del «universo del franquismo»: «De aquella estrechez ética y cultural».

En este sentido, ha rememorado sus encuentros con Ramón Piñeiro, el «sócrates lucense» que «escuchaba y dejaba hablar». Sobre esta figura del galleguismo, a quien le fue dedicado el Día das Letras Galegas en 2009, el presidente de la RAG ha destacado su capacidad de «situar» la «problemática» de la lengua gallega en sus «coordenadas exactas», tanto en la etapa de la posguerra como posteriormente.

De igual forma, ha calificado a Ramón Piñeiro como un hombre «culto», «austero» y «convincente»: un «diamante moral» que sabía emplear sus «nobles armas persuasivas» y que «carecía de vanidad». «Algo insólito en los hombres de letras», ha bromeado.

«UN PAÍS MÁS DUEÑO DE SI MISMO»

También ha participado en este homenaje a Ramón Piñeiro el director de la Fundación Penzol, Francisco Rodríguez Martínez, quien ha descrito a Ramón Piñeiro como un hombre «testarudo», «constante» y «esperanzado» en la «construcción» de «un país más dueño de si mismo».

Y es que en 1963, con la intervención de Piñeiro, nació en Vigo la Fundación Penzol, que en la actualidad conserva el denominado ‘Fondo Piñeiro’, así como la famosa mesa camilla en la que este intelectual galleguista atendía casi diariamente a jóvenes y estudiantes que acudían al domicilio situado en el número 15 de la calle Xelmírez.

Esta unión entre la Fundación Penzol y Ramón Piñeiro ha sido subrayado por su actual director, quien ha erigido a este intelectual galleguista en «uno de los grandes sembradores» de la «identidad» de Galicia como «pueblo».

«POR ENCIMA DE CREENCIAS»

En este homenaje, también ha intervenido el vicepresidente del Consello da Cultura Galega, Francisco Díaz-Fierros Viqueira, quien ha recordado que Ramón Piñeiro fue promotor y presidente de esta entidad. De hecho, luchó por que ésta pudiera ser «independiente» de los poderes políticos.

De este intelectual galleguista, quien fue miembro del primer Parlamento gallego, donde redactó la Lei de Normalización Lingüística, también ha resaltado su «defensa» de la cultura gallega «por encima de creencias y ideologías».

A estas palabras se ha sumado el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, quien ha reivindicado el «espíritu integrador, respetuoso y generoso» de Ramón Piñeiro, que, a su juicio, debe ser «rescatado». Y es que sostiene que este «siempre intentó sumar».

También el alcalde en funciones de Santiago, Agustín Hernández, considera que personalidades como Ramón Piñeiro hacen de Santiago una ciudad «enraizada» en la «cultura» y la «política». Asimismo, ha reivindicado el galleguismo de este intelectual gallego, «alejado de sectarismos».

Además de las personalidades citadas, han participado en este homenaje los secretarios xerais de Política Lingüística, Valentín García, y de Cultura, Anxo Lorenzo. También ha estado presente Xulián Parga, en representación de la familia de Ramón Piñeiro.

Entre el público, también había integrantes del centro Ramón Piñeiro, algunos curiosos, así como el exalcalde de Santiago Xerardo Estévez. El acto, que estuvo acompañado con música, finalizó con el himno gallego.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar