Cáritas atendió a 1.800 familias en Vigo durante el año pasado

Cáritas Tui_Vigo_responsables 06_2015

   Cáritas Diocesana Tui-Vigo atendió, durante al año 2014, a 1.806 familias, a las que proporcionó, sobre todo, ayudas directas para alimentación y vivienda, y que tenían unos ingresos mensuales medios inferiores a 345 euros, según los datos de la memoria presentada este lunes en la sede viguesa de esta organización.

El responsable local de Cáritas, Ángel Dorrego, ha explicado que el número de personas atendidas se ha incrementado en un 17,7 por ciento, y que la organización prevé aumentar también su presupuesto para ayudas durante 2015. Así, se pasará de los casi 410.000 euros del 2014 a 565.000 euros en el año actual.

Los portavoces de Cáritas han expresado su preocupación porque la demanda de ayuda se estanca o se incrementa ligeramente, lo que pone de manifiesto que hay una «cronificación» de la pobreza. Asimismo, han alertado de que más del 30 por ciento de los atendidos son inmigrantes y, parte de ellos, están en situación irregular.

Sobre el perfil de los beneficiarios de las ayudas, Ángel Dorrego ha destacado que la mayoría son familias jóvenes y con menores a su cargo. Además, los ingresos medios por familia son de 344,69 euros al mes, y los miembros de esas unidades familiares son personas en edad de trabajar, pero que llevan al menos tres años en situación de desempleo.

DEMORA EN LAS AYUDAS

Tanto el director de Cáritas Tui-Vigo, como el delegado diocesano de Acción Caritativa y Social, Jaime Barrecheguren, han hecho hincapié en los problemas derivados de la demora en la tramitación de las ayudas que dan los organismos públicos.

Así, plazos como los 9 meses que tarda en gestionarse una Risga, el retraso en la convocatoria de ayudas de emergencia social del Ayuntamiento, o la falta de personal en esas administraciones para agilizar la concesión de los subsidios, son factores que, a juicio de Cáritas, agravan la situación de las personas en riesgo de pobreza y exclusión.

Dorrego ha señalado que, además de que se incrementen las dotaciones para esas ayudas, debe haber más personal en las administraciones públicas para evitar, por ejemplo, «las colas de la vergüenza» en el Ayuntamiento, y ha recordado que Cáritas es una organización «subsidiaria», ya que la atención a las personas en riesgo es responsabilidad «del Estado de Bienestar».

Por ello, ha pedido también «que se priorice» el gasto público, que la sociedad «tome conciencia» de la necesidad de ser solidarios, y que las personas con problemas «no desmayen en la lucha por intentar mejorar su situación», porque muchos «llegan a Cáritas desmotivados y deprimidos».

También ha denunciado la creciente desigualdad y la «fractura social», que obligan a prepararse para afrontar retos futuros. «Si hemos salido o no de la crisis ya no es lo importante, sino qué sociedad quedará después», ha planteado.

SEMANA DE LA CARIDAD

Como todos los años, esta organización diocesana celebrará la Semana de la Caridad, este año con el lema ‘¿Qué haces con tu hermano?’, para concienciar a los ciudadanos de los riesgos de una «fractura social» que «se ensancha».

Entre otras actividades, el 4 de junio se celebrará el Día de la Caridad, con una cuestión por las calles de Vigo, un acto a las 19.30 en la Plaza de la Concatedral de Santa María, y una eucaristía presidida por el obispo en ese mismo templo, a las 20.00 horas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar