Elecciones autonómicas:PP y PSOE pierden votos en las 13 comunidades

El importante descenso de voto sufrido por el PP en las trece comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y de Melilla supone para los populares que, pese a seguir siendo la fuerza política más votada en el conjunto del país, dejarán de disfrutar de las ocho mayorías absolutas conseguidas en los pasados comicios de 2011. El PP solo mantiene la mayoría absoluta en Ceuta y Melilla, aunque también podría gobernar en la Comunidad de Madrid, Castilla y León, La Rioja y Murcia con el apoyo de Ciudadanos u otras fuerzas políticas. El PSOE, pese a descender también en número de votos, es el primer partido en Asturias y Extremadura, aunque para gobernar igualmente precisará de pactos con otros partidos. Esos acuerdos podrían dar a la izquierda también los gobiernos de la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Baleares, Navarra y Cantabria.

MADRID Y LA COMUNIDAD VALENCIANA

El PP podría seguir gobernando en la Comunidad de Madrid si los populares suman al voto de los 48 diputados autonómicos logrados ayer los 17 de Ciudadanos, que superan por tan solo un escaño a los que suman el PSOE (37) y Podemos (27), que completan la Asamblea regional. De esta manera la cabeza de lista del PP, Cristina Cifuentes, sucedería en la presidencia de la Comunidad a su compañero de partido, Ignacio González, pese a que los populares han perdido cerca de medio millón de votos en la región respecto a los comicios de 2011. Cifuentes pidió anoche colaboración a «todos» los partidos que han obtenido representación para conseguir un Gobierno «estable» y llevar a cabo su nuevo proyecto para la región. Por su parte, el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, reconoció que le corresponde a Cifuentes «la tarea de buscar una mayoría para gobernar», aunque señaló que si no lo logra, los socialistas trabajarán «activamente» para conseguirlo.

Más difícil para seguir gobernando lo tiene el presidente en funciones de la Comunidad Valenciana y candidato del PP a la reelección, Alberto Fabra, después de que su partido perdiera ayer la mayoría absoluta que ha disfrutado desde 1999 en las Cortes Valencianas. El PP es la fuerza más votada y logra 31 de los 99 escaños que forman el Parlamento autonómico, pero se queda lejos de los 55 logrados hace cuatro años. El candidato del PSOE, Ximo Puig, podría ser presidente si logra sumar al voto de sus 23 diputados los 19 logrados por Compromís y los 13 de Podemos, lo que haría inútil el hipotético apoyo al PP de los 13 representantes de Ciudadanos. Fabra reconoció anoche que los resultados logrados por el PP «han sido malos», aunque añadió que su partido «va a seguir trabajando para garantizar la seguridad y la estabilidad» en la Comunidad Valenciana.

Por estrecho margen, María Dolores de Cospedal podría ser otra de las derrotadas en la jornada electoral de ayer, ya que, pese a que el PP fue la fuerza más votada en Castilla-La Mancha pierde la mayoría absoluta al pasar de 25 a 16 escaños de los 33 que forman actualmente el Parlamento autonómico. El candidato del PSOE, Emiliano García-Page, podría gobernar si al voto de sus 14 diputados suma los tres logrados por Podemos.

El presidente de Castilla y León y candidato del PP a la reelección, Juan Vicente Herrera, podrá seguir gobernando otros cuatro años si logra sumar al voto de sus 42 diputados el de los cinco logrados por Ciudadanos. El PP sigue siendo la fuerza más votada en la comunidad autónoma por delante del PSOE, que logra 25 escaños, aunque ambos partidos sufren la irrupción de las nuevas fuerzas políticas. Podemos entra por primera vez en el Parlamento castellano leonés con 10 diputados, en el que además de Ciudadanos (5), habrá un representante de IU-Equo y otro de Unión del Pueblo Leonés.

En Canarias, donde los acuerdos postelectorales determinarán la formación del gobierno autonómico, Coalición Canaria sigue siendo la fuerza política más votada con 18 de los 60 escaños en juego, por delante del PSOE (15), PP (12), Podemos (7), Nueva Canarias (5) y Agrupación Socialista Gomera (3).

La Región de Murcia sigue siendo dominada por el PP en número de votos y escaños, pero también aquí los populares pierden la mayoría absoluta y podrían ser desalojados del Gobierno autonómico. Los populares suman 22 de los 45 escaños que forman el Parlamento regional, en el que también se sentarán 13 diputados del PSOE, 6 de Podemos y 4 de Ciudadanos.

La presidenta en funciones de Aragón y candidata del PP a la reelección, Luisa Fernanda Rudi, no tendría suficiente con el apoyo de los cinco diputados de Ciudadanos y los seis del PAR -con quien ha gobernado en los últimos cuatro años- para seguir al frente del Ejecutivo regional. El PP, pese a que sigue siendo la fuerza más votada en Aragón y logra 21 de los 67 escaños en juego, podría ser desalojado del Gobierno por el PSOE si los 18 diputados socialistas logran el apoyo de los 14 de Podemos, los dos de la Chunta Aragonesista y el único logrado por IU.

El PSOE vuelve a ser la fuerza política más votada en Extremadura, donde con toda probabilidad Guillermo Fernández Vara volverá a gobernar y desalojará del poder al actual presidente y candidato del PP a la reelección, José Antonio Monago. Los socialistas logaron 30 de los 65 escaños en juego, por 20 del PP, 6 de Podemos y uno de Ciudadanos.

El PP también sufre un durísimo castigo en Baleares, donde pese a seguir siendo el partido más votado pierde la mayoría absoluta al pasar de 35 a 20 escaños de los 59 que componen la Cámara autonómica, por lo que José Ramón Bauzá podría abandonar la presidencia si las fuerzas de izquierdas suman sus fuerzas. El PSOE sigue siendo la segunda fuerza política de las islas con 14 diputados, por delante de Podemos (10), Mès per Mallorca-PSM-Entesa-Inciativa Verds (6), Prosposta per las Illes (3), Mès per Menorca (3), Ciudadanos (3) y Gent per Formentera-Partit Socialista Illes Balears (1).

Los socialistas podrían conservar el Gobierno del Principado de Asturias, que dependerá de los acuerdos entre las distintas fuerzas políticas de un Parlamento autonómico en el que domina claramente la izquierda. La Cámara estará encabezado por el PSOE con 14 escaños, por delante del PP (11), Podemos (9), IU (5), FAC (3) y Ciudadanos (3).

El Gobierno de Navarra también dependerá de los acuerdos postelectorales, aunque UPN sigue siendo la fuerza política claramente mayoritaria con 15 escaños en un Parlamento muy dividido, por delante de Geroa Bai (9), EH Bildu (8), Podemos (7), PSN (7), PP (2) y Coalición Izquierda (2).

Los populares también podrían perder el Gobierno de Cantabria, región en la que siguen siendo la primera fuerza política, pero pasan de 20 a 13 diputados de los 35 elegidos. La segunda fuerza política, con 12 escaños, sigue siendo el Partido Regionalista de Cantabria, por delante del PSOE con 5, Podemos con 3 y Ciudadanos con dos.

El PP volvió a ser la fuerza más votada en La Rioja pero pierde la mayoría absoluta y tendrá que contar con los cuatro diputados de Ciudadanos, que entran por primera vez en un Parlamento autonómico que lideran los populares con 15 escaños, por delante del PSOE con 10, y en el que también irrumpe Podemos con cuatro representantes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar