Las mujeres madres verán aumentada su pensión entre un 5 y un 15 %

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Integral de Apoyo a la Familia 2015-2017, que está dotado con un presupuesto de 5.400 millones de euros en el primer ejercicio e integra más de 225 medidas.

Entre ellas, tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, han destacado las destinadas a apoyar la maternidad y reconocer el papel de las mujeres que deciden tener hijos.

En este sentido, el Plan propone introducir un complemento a la cuantía de la pensión contributiva para las mujeres que hayan tenido dos o más hijos. Se trata de un complemento a la jubilación (o a la pensión de viudedad o de incapacidad) para las nuevas pensiones. El Gobierno trasladará a la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados esta propuesta para su debate y adopción, con el fin de que pueda empezar a aplicarse a principios del año que viene.

Alfonso Alonso ha precisado que las mujeres que hayan tenido dos hijos y se jubilen a partir del 1 de enero de 2016 verán incrementada su pensión un 5%; las que hayan tenido tres hijos un 10%, y las que hayan tenido cuatro o más un 15%.

CORREGIR LA PENALIZACIÓN SOBRE LAS MUJERES

En opinión del ministro, esta medida supone el reconocimiento de la igualdad y de la maternidad y un compromiso con la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones. A su vez, corrige la «doble penalización» sobre las mujeres como consecuencia de la maternidad: salarios más bajos o carreras de cotización más cortas o discontinuas y, como consecuencia de ello, pensiones más reducidas.

El ministro ha apuntado que el periodo medio de cotización de un varón es de 40,6 años de media frente a los 31,3 de la mujer. En diciembre de 2014, el importe medio de la pensión del hombre ascendía a unos 1.503 euros, mientras que el de la mujer se situaba en 1.096, es decir, un 37% menos.

Con la medida propuesta hoy, cada año más mujeres verán incrementada su pensión. En 2016 habrá 123.357 beneficiarias, lo que supone un coste estimado de 51 millones de euros. En 2017 serán 241.000. En 2018 el número se elevará a 350.000 y en 2019 alcanzará 455.000.

 

COMPROMISO CON LA FAMILIA

Alfonso Alonso ha recordado que el Plan responde al compromiso del Gobierno de integrar y fortalecer las políticas de protección a la familia: «No es un asunto sectorial, la familia es un asunto de todos y, por tanto, es una política de primera y una prioridad del Gobierno, y tiene que impregnar de manera transversal todas las actuaciones que hagamos».

El ministro ha subrayado que el 75% de las 225 medidas contenidas en el plan ya han sido aprobadas o se están aplicando. Como ejemplo ha citado las ayudas de 1.200 euros al año para familias numerosas, con personas con discapacidad a su cargo y monoparentales, todas ellas contenidas en la Reforma Fiscal que se está aplicando desde el 1 de enero.

El plan parte de un diagnóstico de la realidad, a su juicio, «preocupante», dado que se ha incrementado el número de hogares, pero ha decrecido su tamaño medio: «La tendencia es más hogares, más pequeños, más familias sin hijos, y más personas que viven solas. Yo creo que nosotros tenemos que ayudar, animar a que los hogares sean mayores, a que se constituyan más núcleos familiares y a que aumente la natalidad porque el número de nacidos ha venido cayendo -en 2013 fueron 425.000- y nuestra tasa de fertilidad -que no llega al 1,3%- está entre las más bajas del mundo. Somos los habitantes del planeta que vivimos más tiempo y tenemos menos hijos».

Alonso ha destacado que las mujeres empiezan a tener hijos a los 31,6 años de media, lo que, en su opinión, es «una edad muy tardía», y las parejas con tres hijos suponen el 3,3% de los hogares, lo que considera «muy minoritario». Por lo tanto, ha dicho, «necesitamos dar un impulso a las políticas de familia, necesitamos de verdad protegerles, entender que son las que han llevado encima el peso de la crisis».

El ministro ha explicado que el plan se articula en siete líneas estratégicas: protección social y económica de las familias; conciliación y corresponsabilidad; apoyo a la maternidad y entorno favorable para la vida familiar; parentalidad positiva; apoyo a las medidas con necesidades especiales; políticas familiares y evaluación por resultados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar