Feijóo entiende que «la raíz de las filtraciones» no son los medios sino quien filtra

Feijóo consello_2

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido este jueves que el debate sobre las filtraciones de información judicial es lícito y se lo plantean «ciudadanos, medios de comunicación y responsables institucionales», pero ha defendido la necesidad de «ir a la raíz del problema», que no ha situado en quienes difunden los datos, «sino en quien filtra».

Tras la rectificación del ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien en la pasada jornada se pronunció sobre posibles multas a medios que publiquen filtraciones, el presidente gallego ha remarcado este jueves que el hecho de que se hagan públicos datos «que son secretos según manda la Justicia» supone el «incumplimiento de una decisión judicial».

«Pero probablemente hay que ir a la raíz del problema: no al medio que lo publica, sino a quien filtra esos datos que la Justicia señala que tienen que ser secretos. Vayamos a la raíz del problema», ha insistido el mandatario autonómico, para añadir que la propia Administración de Justicia tendría que «hacer las reflexiones normales de un Estado democrático» en el que –ha esgrimido– «cuando alguien incumple la ley, hay que saber quien lo hace».

«Pero no es el medio el que filtra, alguien filtra al medio», ha puntualizado Feijóo, convencido de que cuando la Justicia «dice que algo tiene que ser secreto», hay que «cumplir su requerimiento». «Empezando por la propia Justicia», ha subrayado, antes de señalar que, a partir de ahí, «los medios publican lo que les dicen». «Supongo que una vez confirmado», ha apostillado.
«DETECTARLO E INTENTAR QUE NO OCURRA»

Tras indicar que el propio ministro ya «zanjó» el debate sobre multas a los medios al matizar que no es esa la «interpretación» que pretendía que se hiciese de sus palabras, Feijóo ha asegurado «entender» que Catalá «llame la atención» sobre las filtraciones judiciales y ha manifestado que «no debería sorprender a nadie».

«Es secreto lo que dice la Justicia que lo sea, y si se revela, se incumple su requerimiento, pero, en mi opinión, el problema no son los medios, sino la raíz de ese incumplimiento», ha reiterado, para intentar que quienes, como él, «creen en las normas y en las leyes» deben «detectar e intentar que no ocurra» una situación que en España «en los últimos años es una regla casi general».

Por último, ha concluido que «no hay» otra «discusión o problema» con este asunto, toda vez que Catalá «ya ha referido que no se trata de penalizar a los medios, sino atacar donde se produce el incumplimiento de las resoluciones judiciales».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar