Ence ya da beneficio y multiplica por cuatro su resultado bruto de explotación

ENCE_Celulosas de Pontevedra

   Ence obtuvo un beneficio neto de 9,7 millones de euros en el primer trimestre, frente a las pérdidas de 14,8 millones del mismo periodo de 2014, gracias a las medidas de ahorro implantadas, así como la reducción de los costes de producción, el aumento de los precios de la celulosa y la favorable evolución del dólar para la compañía, según ha informado la empresa.

Entre enero y marzo la compañía multiplicó por cuatro su resultado bruto de explotación (Ebitda), al elevarse a 34,4 millones de euros, un 308% superior al del mismo periodo de 2014 y un 66% por encima del cuarto trimestre de 2014. El Ebitda anualizado supera así los 150 millones de euros, que era el objetivo marcado por la compañía para 2016.

Los resultados registrados por Ence en el primer trimestre de 2015 confirman así la recuperación de la compañía y su vuelta a los beneficios, tras la reestructuración llevada a cabo para hacer frente a las pérdidas provocadas por la reforma eléctrica.

En Galicia, se conocen en un momento en el que vuelve a estar candente el debate sobre su ubicación en la ría de Pontevedra, tras aseverar el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, este mismo miércoles, que sacar la planta de Lourizán supondría su «cierre».

También este martes, el presidente de Ence, Juan Luis Arregui, afirmó en la junta general de accionistas de la compañía en Madrid que la empresa «no va a defraudar a Pontevedra».

RESULTADOS

El flujo de caja generado por las operaciones se situó en 26 millones de euros. En el primer trimestre se produjo un aumento en los niveles de efectivo de 14 millones de euros, hasta situar la tesorería en 97 millones, incluyendo las inversiones financieras.

En términos de liquidez adicional, la compañía dispone de una línea de crédito con un límite de 90 millones de euros que al final del periodo se hallaba totalmente disponible.

A finales del trimestre, la deuda financiera neta con recurso se situó en 159 millones de euros, un 10% menos que en el cuarto trimestre de 2014 gracias a la positiva generación de caja en el primer trimestre.

Ignacio de Colmenares, vicepresidente y consejero delegado de Ence, ha manifestado que «los datos del comienzo de 2015 confirman las buenas noticias con las que terminamos el pasado año y nos hacen ser optimistas respecto a la evolución de 2015, ejercicio en el que cumpliremos con un año de antelación el objetivo de beneficios marcado en el nuestro Plan de Recuperación de Resultados. En los próximos meses centraremos nuestros esfuerzos en seguir mejorando nuestros costes y aprovechar al máximo los buenos precios de la celulosa y el cambio del dólar».

Destacan en el trimestre el buen comportamiento de los precios de la celulosa y la reducción del ‘cash cost’ (coste unitario de producción). En concreto, el precio de la celulosa aumentó hasta los 770 dólares por tonelada a finales de marzo impulsado por el aumento de la demanda y se han anunciado precios de 810 dólares por tonelada en el segundo trimestre.

Cabe resaltar que la demanda de celulosa de eucalipto (la que fabrica Ence) creció un 19% en los tres primeros meses del año y desplaza progresivamente a la celulosa de fibra larga fabricada en los países nórdicos.

La revalorización del dólar frente al euro, con un tipo de cambio de 1,13 en el primer trimestre de 2015, frente a 1,37 en el mismo periodo de 2014, también ha impulsado la mejora de los resultados. Un incremento de los precios de la celulosa del 5% o una revalorización del 5% del dólar impulsarían el Ebitda de Ence en más de 20 millones de euros.

La reducción del ‘cash cost’ ha tenido un peso determinante en la mejora de los resultados. En concreto, se redujo hasta los 363 euros por tonelada en el primer trimestre, un 13% menos que los 415 euros por tonelada del mismo periodo de 2014, y también por debajo de los 391 euros por tonelada con que terminó el pasado año.

REBAJA DE LOS COSTES DE PRODUCCIÓN

La compañía mantiene el objetivo de terminar 2015 con un ‘cash cost’ de 336 euros por tonelada y rebajarlo hasta los 321 euros por tonelada a finales de 2016, gracias a las distintas inversiones que se están poniendo en marcha y otras que se prevé aplicar en las plantas de producción de Navia y Pontevedra.

Por lo que se refiere a las ventas de electricidad en el primer trimestre, experimentaron un aumento del 21% debido al incremento del 132% de las ventas de las plantas independientes de biomasa tras las incorporaciones de las plantas de 40MW en Huelva y de 20MW en Mérida, y a la subida del 30% del ingreso medio por venta de electricidad gracias a los mayores precios del ‘pool’.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar