Ourense:Confrontación política en el penúltimo pleno de la legislatura

Pleno Concello Ourense_xeral

Un debate sobre la intolerancia al gluten ha provocado este lunes referencias de todos los grupos municipales a las «alergias» y «odios» políticos en el Ayuntamiento de Ourense, como la del PP al BNG sobre su «alergia a las decisiones judiciales» por expresar su apoyo a tres estudiantes condenados por atentado, o el reproche de la portavoz nacionalista sobre la «intolerancia a la democracia» que atribuyó a los populares.

El pleno de este lunes ha sido el penúltimo de la legislatura antes de las elecciones del 24 de mayo, destinado al sorteo y nombramiento de las personas que estarán en las mesas electorales del 24 de mayo, que se efectuó en cinco minutos. Incluyó, además, tres debates pendientes tras la suspensión de la sesión del 12 de abril, que se despacharon en hora y media.

En los tres, PSOE, PP y BNG estuvieron de acuerdo en instar a la Xunta para que facilite a personas desahuciadas el acceso a viviendas protegidas y en rechazar la «privatización encubierta» del Registro Civil.

Los dos ediles de Democracia Ourensana se sumaron a los otros tres partidos en la propuesta de hacer de Ourense una ciudad accesible a las personas con intolerancias alimentarias, por lo que hicieron unánime el acuerdo propuesto por el PP. Este debate fue el primero de la mañana y dio pie a un intercambio dialéctico de frases relativas a alergias y odios.

El inicio fue con la intervención de la portavoz del BNG, Susana García, que dedicó sus primeras palabras a expresar «solidaridad con Ángel, Jon y Antón», los tres estudiantes condenados a prisión por atentado y lesiones a agentes policiales, ocurridos al final de una manifestación por la educación pública en 2012 y cuya sentencia se conoció el viernes pasado.

«INTOLERANCIA A LA DEMOCRACIA»

El portavoz en el debate del PP, Miguel Abad, detalló la propuesta de actuaciones en favor de los celíacos, por las dificultades que afrontan por su enfermedad como precios un 60 por ciento más caros en sus alimentos específicos. Comenzó con una crítica a la solidaridad expresada por el BNG por los estudiantes, y le achacó «alergia, sesgada claro, por las decisiones judiciales».

También el portavoz de DO, Gonzalo Pérez Jácome, criticó las palabras de la nacionalista, primero por recordar que otra edila «hace dos años hizo ya un alegato por Otegui, y la gente tiene que saber de qué madera están hechos los del BNG». Y también rechazó que las «segundas palabras» de la portavoz nacionalista no fuesen en solidaridad con él mismo, y en condena por la agresión que sufrió el 10 de abril de un músico, que le aplastó un huevo en la cara.

La aludida, Susana García, respondió a Abad que el PP sufre de «intolerancia a la democracia, como demuestra siempre» y a Pérez Jácome le recordó que ya le expresaron solidaridad y condena por lo ocurrido. «Incluso fuimos a preguntarle cómo estaba, pero no vamos a hacerlo eternamente», ha concretado.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Marga Martín, ha detallado las actividades desarrolladas ya, según ha dicho, para facilitar la formación a los hosteleros y la vida diaria de las personas con intolerancia, promovidas por el equipo de Gobierno y acusó al PP y a sus recortes en sanidad, de ser «los realmente perjudiciales para la salud de todos».

También se refirió, en concreto, a una proposición no de ley del PSOE en Madrid para eliminar la diferencia de precio de los productos consumidos por celíacos, y pedir la implantación de menús propios en comedores escolares y universitarios, entre otras medidas. «A ver si ahí votan a favor como vamos a hacer ahora con su propuesta para el mismo colectivo», agregó.

BOMBEROS Y REGISTRO CIVIL

El pleno contó con un público compuesto por bomberos, policías locales y trabajadores del Registro Civil que, durante la sesión, mostraron camisetas reivindicativas. En el caso de los bombero, puestos de pie y de espaldas al pleno, con camisetas que formaron a palabra ‘esquecidos’ –olvidados– y con los que todos los partidos mostraron su solidaridad.

También Pérez Jácome, impulsor de varios debates en otros plenos para que se recorten salarios a los funcionarios, eliminen su «privilegios» en descuentos de servicios públicos y otras, este lunes reconoció que «a pesar de criticar sus salarios», los apoyará en su reclamación de más personal y así figura en su programa electoral, según ha abundado.

El último debate pendiente del día 10 de abril, en torno a la «privatización encubierta» de Registro Civil, se desarrolló ante la desconfianza de PSOE –autor de la propuesta– y BNG, de que el anuncio de su paralización «no se cumpla tras el domingo electoral». El PP pidió primero su retirada del orden del día -que no prosperó- y calificó el debate como forma de «solemnizar el odio».

«ESTÁ RESUELTO»

El portavoz del PP, Rosendo Fernández, votó a favor de la propuesta del PSOE e instó al equipo de Gobierno a no perder el tiempo «en solucionar lo que ya está resuelto» y a dedicarse a lo que está pendiente, como la expropiación del solar das Burgas, para transformarlo en un balneario de uso público, y la aprobación del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), o la del presupuesto municipal, peticiones a las que se sumó la portavoz del BNG, en su intervención.

El alcalde ourensano, Agustín Fernández, habló brevemente para decir al BNG que los nacionalistas «lo tienen complicado» para aprobar el presupuesto en la próxima legislatura -en la actual tienen tres ediles de 27-, a lo que la edila nacionalista Ximena González le respondió que «más difícil» lo tendrá él -el alcalde no va en la candidatura del PSOE-.

La situación de la plantilla de bomberos y policía centró preguntas al final del pleno, y el PP cuestionó, además, por las facturas que están sin pagar desde hace más de 90 días «en los cajones del Ayuntamiento», según Rosendo Fernández. «La corporación que venga tendrá que hacer auditorías hasta debajo de las alfombras», ha concluido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar