Una expropiación de empresas españolas -mayoritariamente gallegas- «perjudicaría al pueblo venezolano»

García-Margallo_ministro de Asuntos Exteriores

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirma en una entrevista concedida a EL PAÍS que vetar la entrada de Felipe González o expropiar empresas españolas por la crisis bilateral sería contraproducente para Venezuela. «Las empresas españolas están haciendo un magnífico trabajo allí y una expropiación perjudicaría al pueblo venezolano. Nadie entendería que una empresa pagase el pato de unas malas relaciones políticas», señala. Según explica el jefe de la diplomacia española, la llamada a consultas al embajador en Caracas responde a que «todo en la vida tiene un límite», y los «exabruptos» dirigidos por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al Congreso de los Diputados, a dos expresidentes (Aznar y González) y al Gobierno en su conjunto, lo han sobrepasado.

Respecto al drama de la inmigración, Margallo manifiesta que España siempre ha planteado que es un tema capital para la UE y no un asunto nacional. «Lo urgente», dice, «es impedir más tragedias. Pero además de rescatar a los inmigrantes, para no crear problemas añadidos, hay que crear centros de acogida dignos en los países de origen y tránsito, como Libia».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar