Sánchez pide desde Galicia «mandar al PP a la oposición»

image

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha apelado este miércoles a «mandar al PP a la oposición» para, así, iniciar la «regeneración de la vida democrática» con la marcha los actuales dirigentes de esta formación. Frente a ello, ha reivindicado el «legado» de su partido, responsable de «lo mejor» que tiene el país.

En este sentido, ante unas 200 personas en el Parque de Fonseca de Santiago, entre los que se encontraban cargos y militantes socialistas de las cuatro provincias gallegas, Sánchez ha enumerado la sanidad y la educación públicas, el sistema de pensiones y de dependencia, el matrimonio homosexual y la lucha contra la violencia de género. «Y el final del terrorismo etarra», ha proclamado, entre aplausos de los asistentes.

Todas estas acciones las ha englobado dentro del lema del PSOE en esta campaña, ‘Gobernar para la mayoría’, y le han valido para diferenciarse del PP. «En tres años y medio ha fracturado España desde el punto de vista social y económico como nadie lo había hecho en la historia reciente», ha recalcado, crítico con sus «contrarreformas» que han «hundido a la clase media trabajadora».

Así es que, a su juicio, la vuelta de su formación al Gobierno requerirá reescribir el pacto intergeneracional que mantenía los servicios públicos, el sistema de pensiones y las prestaciones de desempleo a través de los impuestos. Para ello, ha comprometido una reforma fiscal que «no suba ni un céntimo de euro a la clase media» y que obligue a ser «austeros» a los que hasta ahora no habían tenido que serlo.

Siguiendo la línea argumental del contraste con los populares, el jefe de filas de los socialistas ha vuelto a pedir al Gobierno que haga públicos los nombres de aquellos que se han acogido a la amnistía fiscal, que sólo ha servido para «blanquear el fraude de los dirigentes del PP», desde Luis Bárcenas a Rodrigo Rato.

«UN PARTIDO CORRUPTO»

Dicho esto, ha rechazado sostener que el PP es «un partido corrupto». «No me gusta esa dialéctica, creo que empobrece el debate político», ha opinado, desde el convencimiento de que hay «votantes y militantes» de esa formación «avergonzados» de las noticias relativas a su cúpula.

También a esos se ha dirigido Pedro Sánchez para animarles a «mandar al PP a la oposición», puesto que se trata de «la única forma» que tiene un país y una organización de «regenerar la vida democrática» de un partido.

Por su parte, ha reiterado sus promesas de «regeneración profunda» y a ellas ha unido sus compromisos económicos para recalcar que el PSOE puede garantizar «ambas cosas», a diferencia de PP y Podemos, a los que no ha citado, que sólo se centran en la recuperación de la economía o en la lucha contra la corrupción.

De este modo, ha augurado que «a partir del 24 de mayo» comenzará «la España de las oportunidades» de la mano de los socialistas, tras «la España de los derechos» que construyó Felipe González y «la España de las libertades» que trajo José Luis Rodríguez Zapatero.

Como broche a su intervención, Sánchez ha pedido a los suyos que hagan una campaña «en positivo, sin insultos, con propuestas, austera y cercana». «Es lo que te llevará a ser alcalde de Santiago, Paco», ha lanzado al candidato socialista en la capital gallega.

EL PP «LO VA A PAGAR»

En el acto también ha tomado la palabra el líder de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, quien ha reivindicado la «autonomía municipal» mientras el PP impone a sus representantes municipales ceñirse a «lo que dice San Caetano».

Al igual que Pedro Sánchez, ha hecho valer el «legado» de más de 135 años del PSOE en España y ha reivindicado que los ayuntamientos gobernados por los socialistas no sólo «son los mejor gestionados» sino que «supieron priorizar» los programas sociales y la lucha contra el desempleo.

Sin embargo, ha criticado que el PP «no ha estado con los ciudadanos en los años más duros de la crisis», sino que, con sus políticas, ha provocado que se pague «menos impuestos por blanquear dinero que por tomar un café o ir a la peluquería».

«Eso lo va a pagar el PP», ha enfatizado Besteiro, para dar por hecho que el 24 de mayo «habrá más alcaldes socialistas», comenzando por Santiago de Compostela, y que eso «será bueno para todo el país».

EL «SUEÑO» DE SANTIAGO

Finalmente, el candidato socialista a la Alcaldía compostelana, Paco Reyes, ha dado la bienvenida a Pedro Sánchez y Besteiro, a quienes se ha referido como los «próximos» presidentes del Gobierno y de la Xunta de Galicia, respectivamente.

También ha tenido palabras de recuerdo para los exalcaldes socialistas de la capital gallega, Xerardo Estévez y Xosé Sánchez Bugallo, este último presente en el acto, para declararse una vez más «heredero» de su «sueño» de Compostela.

Frente a sus «logros», ha criticado los «incumplimientos» del Gobierno local y los procesos judiciales que se mantienen abiertos en el grupo del PP, que ha «defraudado la confianza» que los ciudadanos le dieron en las últimas municipales en forma de mayoría absoluta.

«Santiago necesita un alcalde que defienda los intereses de la ciudad y no los intereses del presidente de la Xunta», ha sentenciado, antes de proclamar que sólo faltan 33 días para «el final de la pesadilla» que ha supuesto el liderazgo del PP en el Pazo de Raxoi.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar