Colectivos agrarios llaman a la industria láctea a recoger la totalidad de la producción

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, ha exigido este miércoles al sector industrial lácteo que «toda la recogida» de la producción de leche se haga «a precio de mercado» al mismo tiempo que ha denunciado la «situación de pánico» que atraviesa el sector.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas tras la reunión celebrada entre representantes de sindicatos y cooperativas agrarias y la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, este miércoles en Madrid. En dicho encuentro se ha analizado la situación del sector lácteo tras la desaparición de la cuota láctea el pasado 1 de abril.

Santalla ha denunciado que los precios de los contratos «se imponen» y «no se negocian» y ha subrayado que desde el pasado día 1 de abril existe «una amenaza real» en algunas cooperativas y ganaderos -particularmente de Galicia y de Castilla y León– ya que «tienen muchas dificultades para poder colocar la leche».

Así pues, Santalla ha pedido a la industria láctea un compromiso en la recogida de la producción de leche y, en caso de que no se lleve a cabo, ha pedido que «caiga todo el peso de la ley sobre los industriales». En esta línea, ha asegurado que la ministra se ha mostrado «contundente» con las industria en esta exigencia.

«EXTORSIÓN» A GANADEROS

A pesar de que hay industrias que están cumpliendo la ley desde el pasado día 1, hay otras que hacen de «la amenaza su fórmula de negocio». De hecho, según ha detallado Santalla, las industrias lácteas que incumplen las leyes son «foráneas» y vienen a España a «campar a sus anchas» y, además, «apalean, amenazan y extorsionan» a los ganaderos y cooperativas.

«El Ministerio sabe quienes son y por ello exigimos que actúe con toda la contundencia», ha señalado, para después insistir en que «es muy importante que el Ministerio y las comunidades autónomas afectadas exijan a estos industriales que esa leche no se recoloque a bajos precios porque hundirían el mercado».

Para el presidente del sindicato agrario Asaja, Ramón Artime, «nadie esperaba» que se pasará de recoger casi 6,5 millones de toneladas de leche de todas las explotaciones «a que ahora haya dificultades y que no se den garantías de recogida ni de lo que se estaba produciendo hasta ese momento.

«Si antes (del 1 de abril) había capacidad para absorber esos millones de toneladas, ¿por qué ahora no?», se ha cuestionado, insistiendo en que la leche es un producto perecedero al que «hay que dar salida todos los días».

INCERTIDUMBRE EN EL SECTOR

Ante el nuevo panorama en el sector y el denominado ‘Paquete Lácteo’ presentado por el ministerio -que establece las condiciones de contratación entre productores e industrias comercializadoras- las organizaciones sindicales agrarias han pedido en numerosas ocasiones al Ministerio que se refuerce el poder de negociación de los productores de leche frente a las industrias.

En este sentido, Artime ha denunciado los precios a la baja y por debajo de los costes de producción de la leche así como la «incertidumbre» que atraviesa el sector al mismo tiempo que pedido «voluntad» entre las partes.

Artime cree que hay que apostar por tener un sector «fuerte y viable» y para ello ve necesario que se lleguen a acuerdo y que haya negociación: «Quien no esté dentro de ese camino quedará fuera», ha dicho.

Por parte de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Antonio García ha criticado el comportamiento agresivo» de las industrias desde que se han eliminado las cuotas ya que han «colocado contratos imposibles de firmar». Asimismo, ha rechazado esta supresión que, en su opinión, supone la «desregularización» del mercado.

En este sentido, ha reivindicado la aplicación a «rajatabla» del decreto lácteo para así inspeccionar estas actitudes «imposibles de entender».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar