Piden 7 años de cárcel por retener y golpear a su expareja

 

   La Fiscalía solicita casi siete años de prisión para Roberto B.A., un hombre acusado de retener, golpear, y amenazar a su expareja, a la que obligó a que lo llevase en coche de Tui a Moaña, bajo amenazas, coacciones y a la que llegó a vejar y lesionar.

El hombre, que será juzgado por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra este martes 21 de abril, tiene antecedentes por delitos de violencia de género, y ha sido condenado en varias ocasiones por amenazas, lesiones, maltrato familiar y violencia doméstica.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, la víctima salió de su trabajo en un centro comercial de Tui (Pontevedra) sobre las 16,40 horas del 2 de noviembre de 2011. Cuando vio su móvil, comprobó que tenía un mensaje de su expareja, el acusado, quien le pedía que lo recogiese y lo llevase a la casa de ella.

Aunque en principio se negó, la mujer accedió ante la insistencia de Roberto y lo recogió en una discoteca de Tui. Una vez en el vehículo, en dirección a Porriño, el hombre comenzó a insultar a la chica y la obligó a volver a Tui, a casa de él, en una zona forestal aislada. Allí permanecieron, «en contra de la voluntad de ella» durante unas dos horas.

En ese tiempo, la amedrentó, la insultó, mientras consumía cocaína, y se mostró agresivo, al tiempo que la amenazaba con hacérselo «pasar mal». A continuación, obligó a la mujer a conducir hacia Moaña, donde ella vivía, mientras que le advertía de que, si trataba de pedir ayuda o de llamar la atención de la Guardia Civil, la mataría.

VÍCTIMA INCONSCIENTE

Finalmente, se detuvieron en las pistas de atletismo de Moaña donde, en un momento en que la chica quiso escaparse, él la cogió por el cuello y apretó con tal fuerza que la víctima perdió la consciencia . Cuando la mujer se recuperó, el acusado volvió a apretarle el cuello y ella se desmayó nuevamente, al tiempo que la mandaba callar y amenazaba con matarla a ella y a sus padres.

En ese momento, llevó a la mujer a la parte de atrás del coche y él mismo se puso al volante, en dirección de nuevo a Tui, a su casa. Allí mantuvo a la víctima varias horas y la obligó a llamar a su madre y a mentirle, haciéndole creer que estaba bien y se encontraba con unas amigas. Finalmente, sobre la 1,00 horas, el acusado llevó a la mujer a su casa.

PENAS

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió varias lesiones en la cara, el cuello y la espalda, además de las secuelas psicológicas que le quedaron, agravamiento de sintomatología ansioso depresiva y rasgos de fobia.

La Fiscalía considera que Roberto B.A. es autor de una falta de vejaciones, un delito de lesiones, otro de amenazas graves y otro de detención ilegal. Además, reclama que se le apliquen las agravantes de reincidencia y parentesco, y sea condenado a un total de 6 años y 11 meses de cárcel, una multa de 200 euros, prohibición de portar armas durante 3 años, el pago de una indemnización de 2.450 euros a la víctima y que se le imponga orden de alejamiento.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar