Rajoy maneja al «caso Rato»

Como ya reconoce el propio Rajoy, resulta inevitable que la investigación judicial a Rodrigo Rato no le afecte al PP electoralmente, por tratarse de quien se trata: un ex alto cargo del Partido Popular y del Gobierno de Aznar. Pero dicho todo eso, que no es poco, siempre cabe minimizar los costes. Y eso es lo que está haciendo el Gobierno del PP. Si el grueso de los problemas judiciales de Rato es de carácter personal, Mariano Rajoy habrá acertado con su estrategia, en la que no es un asunto baladí la puesta en escena de la peculiar ‘detención’ televisada del ex vicepresidente del Gobierno.
Vayamos por partes. Rodrigo Rato tiene tres grandes problemas ante la justicia: 1) el que se sustancia en la Audiencia Nacional (Bankia, tarjetas black, Lazard…), 2) la amnistía fiscal, y 3) varias operaciones con su patrimonio. En el primer caso, las responsabilidades podrían ser compartidas, en el segundo no se trataría por sí solo de un delito, y en el tercero es donde podrían estar sus verdaderos problemas. Dependiendo de las cuantías, poco conocidas a estas alturas, aunque ya se habla de muchos millones de euros, la clave podría ser la ocultación del patrimonio, acompañada del blanqueo de capitales.
Por mucho que avance la investigación judicial en Madrid, no habrá juicio antes de un año; entre otras razones porque habrá que pedir comisiones rogatorias fuera de España. Es decir, de aquí a las elecciones generales habrá un sinfín de filtraciones del caso pero no una visión global del ‘caso Rato’. El juicio llegará ya con un nuevo Gobierno. Primer punto a favor de Rajoy y del PP.
Si de aquí a las generales todas las filtraciones se centran en aspectos personales de Rato, pero no políticos, la puesta en escena de la ‘detención’ del ex vicepresidente se revalorizará, en la medida en que vendría a darle la razón a quienes la idearon y ordenaron hacer así.
¿Quiere decir esto que el ‘caso Rato’ terminará beneficiando a Rajoy, lejos de hundirlo un poco más? No. Lo que quiere decir es que Rajoy ha tenido inteligencia suficiente para intentar afrontar una de sus peores crisis de la mejor manera posible. Dentro de lo malo, ha escogido lo menos malo, salvo que surjan sorpresas…

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar