18 años para los tres juzgados por traer cocaína en latas de conserva

EDIFICO DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE PONTEVEDRA PALACIO DE JUST

   La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a un total de 18 años, seis meses y un día de prisión y sendas multas de 3,6 millones de euros a los tres acusados de introducir en la península –a través de los puertos de Marín y Lisboa– cocaína procedente de Sudamérica en contenedores de merluza congelada y latas de piña.

Tal y como consta en la sentencia, contra la que cabe recurso de casación, el tribunal considera probado que el vigués Severo G.M. y el colombiano Antonio Cruz V.S. son autores de un delito contra la salud pública en la modalidad de sustancia que causa grave daño a la salud, notoria importancia y de extrema gravedad, mientras que a Alberto C.R. le considera cómplice de este delito.

Por ello, ha impuesto ocho años de prisión a Severo, quien «sin ser jefe de la operación es el que lleva el peso» de hacerla efectiva; seis años y un día de cárcel a Antonio Cruz, tras aplicarle la atenuante analógica de confesión; y cuatro años y medio de prisión para Alberto, como cómplice del delito.

Además, ha condenado a cada uno de los tres acusados a pagar dos multas por valor de 1,8 millones de euros cada una, así como las costas judiciales, y ha ordenado el comiso de la sustancia estupefaciente, de los efectos intervenidos, y de una furgoneta.

Durante la vista celebrada el pasado mes de diciembre –que tuvo dos intentos frustrados previos– Antonio Cruz reconoció su participación en los hechos, mientras que Severo y Alberto negaron su implicación. Por estos mismos hechos fue juzgada en Portugal en Portugal una cuarta persona, Belarmino M.N., que fue condenado como autor de un delito de tráfico de drogas.

PETICIONES

La Fiscalía pedía inicialmente 11 años de prisión para cada uno de los acusados, pero sólo la mantuvo en el caso de Severo. Así, rebajó su solicitud en el juicio de diciembre a seis años y un día de cárcel para el hombre de origen colombiano, después de que alcanzase un acuerdo y confesase los hechos.

También redujo su petición a ocho años de prisión para Alberto, al que además reconoció una calificación alternativa, por la que pedía seis años de prisión si se le consideraba como cómplice y no como autor del delito. Para cada uno de los tres acusados pedía dos multas de 1,9 y 1,8 millones de euros, respectivamente.

Por su parte, las defensas de los acusados solicitaron la libre absolución de sus patrocinados. Además, el abogado defensor de Antonio Cruz pidió que se compute la pena de prisión de su cliente por la expulsión de territorio español.

Así, apela a su condición de extranjero y al grado de cumplimiento de la condena, pues lleva en prisión preventiva desde el año 2011.

Sobre esta cuestión, la audiencia ha dejado la resolución de la petición para el trámite de ejecución de sentencia pues, aunque reconoce que Antonio se encuentra en España en situación irregular, no consta «que se haya dado audiencia al Ministerio Fiscal y a las partes, ni que se hayan pronunciado al respecto».

HECHOS PROBADOS

El tribunal considera probado que en octubre de 2010 las autoridades de Ecuador «pudieron aprehender en su territorio un contenedor cargado con merluza que se encontraba preparando para su envío a España», en el que los agentes encontraron un total de 472 kilogramos de cocaína «que el imputado Severo G.M. pretendía introducir en España para su posterior distribución».

Tras ello, en el mes de abril de 2011, Severo G.M. y Antonio Cruz V.S. «se centraron en la importación desde Colombia de un contenedor con trozos de piña, (…) figurando como destinataria la sociedad de Belarmino M.N., para lo que, señala el escrito, Alberto C.R. se reunió en Madrid con Antonio para que le entregase la cantidad «necesaria para llevar a cabo la operación de narcotráfico».

Ese mismo mes, según recoge la sentencia, la Policía Judiciaria portuguesa pudo incautar la cantidad de 41,159 kilogramos de cocaína camuflada en el cargamento de piña.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar