El número de ocupados podría llegar a 20 millones si continúa la estabilidad política

MOntororo_La Razón

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dijo ayer que es «factible» alcanzar los 20 millones de ocupados al final de una próxima legislatura si se fortalece el crecimiento. Para ello, subrayó, es necesario que haya estabilidad política. «Sin estabilidad política no podemos aspirar a crecer y a cumplir con los objetivos económicos», afirmó Montoro durante un foro organizado por el diario LA RAZÓN, en el que destacó la importancia de seguir llevando a cabo medidas que reduzcan el déficit público de las administraciones.

Montoro valoró el esfuerzo que han hecho los gobiernos regionales para reducir sus niveles de déficit en 2014, pese a que algunas comunidades no han logrado alcanzar la meta comprometida. En este sentido, el ministro indicó que hay que tener en cuenta que una política presupuestaria mucho más restrictiva sobre las cuentas de las autonomías también podría haber incidido de forma negativa en el crecimiento del PIB.

En su opinión, las medidas acometidas por el Gobierno han hecho que España haya salido de una «severa» recesión económica que ha provocado pérdidas millonarias de empleo y una herida en la sociedad «muy difícil de cicatrizar». El ministro se refirió al ajuste que ha hecho el sector público y a la reforma de las administraciones que evitan el solapamiento entre competencias. Montoro también afirmó que ha llegado el momento de acometer una reforma de la financiación autonómica ya que se ha favorecido el crecimiento de la economía y se han creado las condiciones políticas adecuadas.

Por otro lado, Montoro consideró que Ciudadanos se equivoca al proponer el fin de la alta velocidad porque España «puede y debe» invertir en esta materia. El ministro cree que se trata de un error «normal», porque no deja de ser un partido que «necesita tiempo de maduración».

Al acto asistieron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar