El BNG boicotea el pleno y celebra un simulacro en el exterior

BNG_simulacro pleno no exterior do Parlamento_boicot

El BNG ha realizado en la mañana de este martes un pleno alternativo en la Praza da Constitución de Santiago, situada en el exterior del Parlamento gallego, en un acto simbólico en la que han intervenido representantes de 35 colectivos sociales y culturales con el fin de protestar contra «el proceso de recorte de iniciativas y derechos» en la Cámara gallega, que «amordaza a la sociedad».

En declaraciones a Europa Press el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, ha explicado que la intención de este acto es el de denunciar «el recorte de iniciativas y tiempos impuesto en el Parlamento» que afecta tanto al Bloque como a AGE –en beneficio del Grupo Mixto–, en una medida adoptada «sin que se adoptasen las mínimas garantías procedimentales», a través de «medidas arbitrarias» con las que «se pretende recortar los derechos de los ciudadanos».

Bajo una gran pancarta en la que se podía leer ‘O Parlamento é do pobo galego’ se ha celebrado este pleno alternativo al que ha arrancado a las 10,00 horas en la Cámara gallega. Así, en una zona del parque en la que se han colocado sillas y un atril han tomado la palabra desde preferentistas, hasta emigrantes retornados o marineros.

En este sentido, el BNG critica «los cortapizzas para que los representantes de los ciudadanos puedan trasladar al Parlamento gallego los problemas reales que hay en la sociedad», en el marco de «una estrategia del PP de buscar anular a la Cámara».

Con este acto –por la tarde retoma el Bloque retoma su labor parlamentaria–, el BNG reivindica que «no se secuestre la democracia y que no se recorten derechos» porque «las víctimas son los ciudadanos». Por ello, se ha dado la palabra este martes a decenas de gallegos para que den a conocer «las luchas sociales diversas».

En este acto, han estado presentes, entre otros, además de diputados y cargos del BNG, Domitila Vicente, una preferentista de 82 años con andador acusada de saltarse un cordón policial durante una protesta; la presidenta del comité de empresa de Povisa, Chus Neira; o la activista Laura Bugallo.

AL PP «LE SOBRA» CUALQUIER FORO CRÍTICO

Asimismo, en declaraciones a Europa Press, Jorquera ha cargado contra «el rodillo parlamentario del PP», que provoca que «sistemáticamente el presidente de la Xunta se niegue a comparecer» o que «se bloqueen comisiones de investigación como el accidente de Angrois desoyendo un auténtico clamor social».

«Si el PP pudiese disolver el Parlamento sin la obligación legal de convocar elecciones lo habría hecho, porque le sobra cualquier foro donde se puedan expresar voces críticas y defender políticas alternativas», lamenta.

De tal forma, el BNG identifica «los recortes» en las intervenciones en el Parlamento gallego con «una estrategia de recortes a la sociedad como la ley mordaza», en contra de «la libertad de manifestación y de expresión», unida a «una campaña de represión» con multas y denuncias para «amedrentar» a los ciudadanos.

MANIFIESTO

En esta cita ha circulado un manifiesto llamado ‘O Parlamento é do pobo’ en el que se critica que los populares «quieren convertir los parlamentos en zombis vivientes, sin utilidad ni capacidad para actuar» mientras apuestan por «leyes para amordazar».

Así, se arremete en el texto contra la intención de «silenciar al Parlamento, a una parte de la oposición» y al «sufrimiento de miles de personas».

«Denunciamos la involución democrática y social que vivimos, de la mano del secuestro de la democracia y la centralización. Reclamamos que se ponga fin a todas las mordazas que nos quieren imponer, en la calle y en el Parlamento de Galicia», concluye el text

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar