El agresor de la mujer acuchillada en Vigo la acosaba continuamente

Povisa_concentración pola agresión a una muller cun coitelo no pescozo

Allegados de la mujer acuchillada este domingo en Vigo, cuya expareja fue detenida horas después como presunto autor de la agresión, han asegurado que el hombre «le estaba mucho encima» y conocía sus turnos de trabajo en el Hospital Povisa pero, aunque ella «tenía miedo», «nunca pensó que iba a llegar a esto».

«Jamás pensó que iba a agredirla físicamente», han recalcado, a pesar de que la víctima llegó a acudir a la Policía para pedir información después de encontrarse agua en el depósito del coche y las ruedas pinchadas, aunque no llegó a presentar ninguna denuncia.

Así lo han comunicado durante una concentración muy emotiva celebrada en la mañana de este lunes en la entrada del Hospital Povisa de Vigo –donde trabajan ambos y donde ella se encuentra ingresada–, en la que han participado más de 200 personas, entre ellas compañeros y amigos de la víctima, portavoces de organizaciones de la mujer y representantes de distintos partidos políticos.

Varios de los allegados han coincidido en que el presunto agresor «tenía muy pensado» y «más que preparado» agredir a la mujer, a la que han definido como «un ángel, alegre» y «la primera en ayudar a todo el mundo». Sobre él han dicho que «no se le veía mal hombre, era amable, un compañero más». «No sé qué le pasó», ha lamentado una de las trabajadoras del mismo centro.

La víctima, según han informado las mismas fuentes a Europa Press, se encuentra entubada, sedada y grave pero estable. Asimismo, el Hospital Povisa ha confirmado que la mujer está en la UCI «estable dentro de la gravedad» y que la herida de arma blanca del cuello «no afectó órganos vitales ni arterias».

Además, han ratificado que ella entró por su propio pie en urgencias, donde fue inmediatamente intervenida por especialistas en otorrilaringología, vascular y traumatología. Además, han señalado que es una persona «muy querida» y, de hecho, sus compañeros «se volcaron totalmente».
RELACIÓN

Allegados han asegurado que el domingo empleados del hospital vieron al hombre llevarla en el coche de ella a las urgencias del hospital, donde la mujer entró consciente y pidió que llamasen a la Policía, apuntando que había sido su expareja quien la había agredido. Por ello, han elogiado su «sangre fría y valor» y han coincidido en que el que se rompiera el mango del cuchillo «le salvó la vida».

Estas mismas fuentes han indicado que después de dejarla, el presunto agresor fue a cambiarse de ropa a su casa. La expareja, él divorciado y con un hijo de seis años y ella con una hija de 12 años de una relación anterior, estuvo unida «dos años más o menos» y llegaron a vivir juntos, pero ella finalizó la relación «hace cuatro o cinco meses».

Desde entonces y como consecuencia de la ruptura, el hombre, Juan Carlos F., supuestamente «intentó suicidarse dos veces» y estuvo de baja laboral. Ambos trabajan en Povisa, ella desde hace 12 años como auxiliar de enfermería y él desde hace ocho como celador.

La presidenta del comité de empresa de Povisa, Chus Neira, ha comentado que la expareja no aparentaba encontrarse en una «situación mala» y no había «ningún problema», aunque ha apuntado que «su situación fuera del hospital es cosa de ellos». En todo caso, ha incidido en que «cuando una relación se da por finalizada nunca tiene que finalizar como lo que acaba de pasar».

Así las cosas, ha criticado este suceso, que es «muy desagradable» y, como portavoz de los trabajadores, ha trasladado su «total rechazo» a cualquier manifestación de violencia de género y su «apoyo y solidaridad» a la víctima, a la que ha deseado «todo lo mejor».
ORGANIZACIONES DE MUJERES

La portavoz de Mujeres en Igualdad y concejala del PP, Marián García, ha remarcado que es «escandaloso» que haya habido «una vez más» un acto de violencia de género y ha indicado que Vigo es la ciudad de Galicia «con mayor índice» de este tipo de violencia y una de las ciudades del «top 10 de los peores datos» en igualdad.

Por ello, ha emplazado a todas las organizaciones e instituciones a «tomar cartas en el asunto» y «aunar esfuerzos y recursos públicos y privados para acabar» con este tipo de actos «lamentables» en los que hace falta «un vínculo muy fuerte».

Por su parte, la portavoz de la Rede de Mulleres Veciñais Contra os Malos Tratos, Rosa Fontaíña, ha manifestado que «el sistema no funciona» y ha señalado que en los juzgados tiene que haber «personal preparado» específicamente para atender casos de violencia de género. «Le llaman padre a cualquier cosa», ha criticado, antes de insistir en que «no se puede seguir permitiendo».
«NO MERECE MÁS QUE ESTAR EN LA CÁRCEL»

A la concentración, que ha finalizado con aplausos tras un minuto de silencio, también ha acudido el alcalde de Vigo, Abel Caballero, que ha dado su apoyo a los allegados de la víctima y ha trasladado «en nombre de toda la ciudad» su «asco y repulsión en contra de este asesino, que no merece más que estar en la cárcel».

Así, ha transmitido su «repulsa total y absoluta contra la violencia de género; –su– rechazo contra los maltratadores, su sitio es la cárcel; y –su– rechazo total contra este maltratador asesino, que agredió a una mujer de esta forma tan salvaje, tan tremenda».

«Cualquier agresión a una mujer en la pareja es absolutamente rechazable, hasta la más menor, pero cuando se llega a este nivel terrible, toda la ciudad de Vigo lo rechaza de forma categórica», ha insistido, antes de declarar su deseo de que en ningún lugar del mundo «vuelva a haber una agresión de estas características».

El hombre fue detenido el domingo como presunto autor de la agresión y su declaración formal se producirá en la tarde de este lunes, según han informado a Europa Press fuentes policiales. Asimismo, está previsto que pase a disposición judicial el martes y, según ha apuntado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, comparecerá ante el juzgado de violencia sobre la mujer de Vigo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar