Feijóo agradece a Rajoy haber mantenido «la soberanía de España»

image

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a apelar a la unidad este sábado después de unos días en los que se han evidenciado divergencias en el seno del partido y ha reivindicado con «orgullo» a figuras del pasado en el PP, pero también a su actual jefe de filas, Mariano Rajoy, un «roble gallego» que fue capaz de mantener «la soberanía de España».

En la misma jornada en la que Rajoy ha posado con sus candidatos autonómicos en una ‘foto de familia’ durante la convención celebrada en Madrid, el líder del PPdeG ha aprovechado la presentación del candidato del PP a la Alcaldía de Ames (A Coruña), Santiago Amor, para lanzar un mensaje de unidad y fuerza en su partido.

Así, con los próximos comicios municipales del 24 de mayo a las puertas, ha proclamado en los «momentos de bonanza económica» puede gobernar «incluso» el PSOE. En contraposición, ha asegurado que los ciudadanos confían en los populares en los «momentos de dificultad».

En clave de partido, Feijóo ha asegurado que los populares se sienten «orgullosos» de su pasado. Por ello, se ha referido al difunto Manuel Fraga, fundador del PP y expresidente de la Xunta, así como al también extitular del Gobierno gallego Gerardo Fernández Albor, quien estaba presente en el acto.

En esta misma línea, el actual presidente de la Xunta ha elogiado al expresidente del Gobierno José María Aznar y al actual, Mariano Rajoy. Y es que sostiene que este último «mantuvo la soberanía de España», al «no entregar las llaves» a las autoridades europeas. De hecho, lo ha definido como un «roble gallego».

 

EN APOYO DE SANTIAGO AMOR

 

  Feijóo ha asegurado este sábado que el Ayuntamiento de Ames (A Coruña) es «más atractivo» desde que gobierna el PP, para luego arremeter contra las «mareas y círculos» que «no creían en las instituciones» y para los que «todo era una broma».

En concreto, Feijóo se ha pronunciado de esta manera en la presentación del candidato del PPdeG a la Alcaldía de Ames, Santiago Amor, quien ejerce actualmente el cargo de alcalde. Los dos políticos, además del presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, han intervenido en un acto en el que estuvo presente el expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor.

En un escenario en el que distintas renuncias de ediles populares han dejado a Amor con el respaldo único de dos concejales en el último tramo del mandato, Feijóo ha diferenciado entre dos tipos de personas: las que «desaparecen» y las que «se quedan», «se remangan» y «utilizan sus manos para mantener el edificio de las instituciones».

Después de remarcar esta diferencia, Feijóo ha hecho hincapié en que el actual regidor de Ames «se quedó y no se fue». Y es que Santiago Amor se presentó a las municipales de 2007, en las que no logró ganar, para luego conseguirlo en las de 2011. También ha permanecido al frente del Consistorio pese a perder a la mayor parte de sus ediles. «Los que quedan en los momentos de dificultad son los que hay que apoyar», ha aseverado.

«Aquellos que prefirieron darle la espalda a la situación se equivocaron», ha asegurado, para luego señalar que no solo dieron la espalda a Santiago Amor y al partido, sino al pueblo de Ames. «El oportunismo y los intereses personales pierden las elecciones», ha zanjado el titular de la Xunta, para luego indicar que es la «lealtad y el rigor» lo que las ganan.

Acto seguido, Feijóo se ha preguntado si Ames ha logrado «dejar de ser un ayuntamiento moroso» para pasar a ser conocido por sus «oportunidades y posibilidades». A esta pregunta, el líder del PPdeG ha contestado rápidamente que sí. «Ahora es más atractivo por sus infraestructuras», ha subrayado, para luego destacar también sus «servicios públicos».

De igual modo, ha indicado que si el PP de Ames obtiene la mayoría absoluta para gobernar en los próximos comicios locales, lo hará. Con todo, ha remarcado que, en el caso de que haya una formación política que obtenga más votos que el PP, lo «lógico» sería que fuese esta la que gobernase.

Y es que el jefe de filas de los populares gallegos ha subrayado que la cita de este sábado es para «hacer las cosas» y no «para ir contra alguien» o para intentar que «no gobierne el que gana» las elecciones. «No nos enseñaron así», ha precisado, para luego resaltar que «no merece la pena, cuando pierdes, decir que ganas».

A renglón seguido, el también titular de la Xunta ha confesado que «no son buenos tiempos para dedicarse a la política». «Sería mucho más cómodo esperar a que la recuperación económica se consolide, a que empiece a mejorar la economía, a que los gobiernos empiecen a tener dinero, a que cuando lleguen tengan las deudas pagadas… seria más fácil, sin duda», ha zanjado.

En este sentido, el número uno de los populares gallegos ha asegurado que sería «más fácil» dedicarse a la política si se pudiese «volver a dialogar y a pactar». «Sin el insulto permanente», ha apostillado.

Feijóo también se ha referido a la manifestación por el cobro retroactivo de recibos de la basura que tuvo lugar contra Santiago Amor en mayo de 2011, tras resultar ganador en las elecciones municipales de ese año.

En concreto, ha subrayado que esta protesta fue ocasionada por «cuestiones heredadas» del anterior gobierno, para luego destacar que el sufrió dos manifestaciones durante sus tomas de posesión. La primera sobre política lingüística en 2009, que ha calificado de «preventiva».

«Cuando volvimos a ganar en el año 2012, con más votos y más apoyo, también tuvimos una manifestación. Tanto fue así que durante el tiempo que estaba prometiendo mi cargo como presidente de la Xunta había gente gritando en la calle contra una decisión que no tenía nada que ver con la política autonómica, ni siquiera con nuestro partido, sino que fuera la autorización del Banco de España durante los gobiernos socialistas por vender preferentes a ciudadanos, engañándolos», ha destacado.

MOTIVOS PARA DEDICARSE A LA POLÍTICA

A pesar de todo lo dicho, Feijóo ha hecho hincapié en que hay «motivos más que de sobra» para dedicarse a la política «cuando más necesaria es». «La primera razón es que queremos a Galicia porque somos gallegos», ha precisado.

«La segunda razón, incluso más fundamental que la primera, es porque la inmensa mayoría de los gallegos […] nos confieren la responsabilidad de gobernar», ha remachado el líder de los populares gallegos.

En esta línea, ha arremetido contra la «demagogia», ya que en su opinión hay «mucha». Por ello, ha pedido a los ciudadanos «más participación» para «acabar con ella». «Porque estamos gestionando, no nuestro patrimonio, sino el de los demás», ha zanjado.

«PILAS CARGADAS»

Tras la intervención de Feijóo, ha sido el turno del alcalde de Ames y candidato del PP para las próximas elecciones municipales en este municipio. Este ha subrayado que, en las pasadas elecciones, los vecinos de Ames expresaron «con rotundidad» su voluntad de que fuese él quien gobernase en Ames.

A renglón seguido, Santiago Amor, quien ha agradecido la presencia de los asistentes, ha destacado su «honestidad», para luego asegurar que seguirá hasta el próximo 24 de mayo con las «pilas cargadas» y en «plena forma».

De igual modo, ha asegurado que luchará, al igual que Feijóo, por un nuevo centro de salud en el municipio. También ha indicado que, si la situación sigue «mejorando», no subirá los impuestos.

Por último, tras agradecer la presencia de los oyentes, ha destacado su «honestidad», para luego asegurar que seguirá hasta el próximo 24 de mayo con las «pilas cargadas» y en «plena forma».

A este acto también han acudido el alcalde de Santiago, Agustín Hernández, así como la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, entre otras personas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar