Los yihadistas detenidos en Cataluña planeaban secuestrar a una persona para degollarla

Nueve detenidos en Cataluña en una operación contra el yihadismo

El juez envió ayer a prisión a siete de los once detenidos en Cataluña por formar parte de una célula yihadista, que planeaba secuestrar a una persona en España y degollarla frente a una cámara vestida con un mono naranja, como ha hecho el Estado Islámico. La Fiscalía considera a esta célula yihadista, que se hacía llamar «Fraternidad Islámica para la Predicación de la Yihad», la más peligrosa desarticulada hasta ahora en España, ya que, aunque todos su planes para atentar contra personas y edificios eran embrionarios, sí tenían ya un «arsenal bélico» y habían fijado objetivos concretos.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dictó prisión para siete de los arrestados, entre ellos el supuesto líder, conocido como Alí el Peluquero -un español convertido al Islam-, por los delitos de integración y colaboración con banda armada, así como depósito de armamento. A los otros tres mayores de edad, uno de ellos la mujer del cabecilla, les ha dejado en libertad con comparecencias semanales y retirada del pasaporte. El detenido menor de edad, de 17 años, ingresará en un centro de reforma durante seis meses. Según fuentes de la Fiscalía, estaba totalmente integrado en la organización.

El auto de prisión del juez refleja también pensaban secuestrar a la directora de una sucursal del Banco Sabadell para financiar la célula, y se habían puesto como objetivo varios edificios públicos y privados, que aparecen fotografiados en sus móviles. En concreto, habían tomado imágenes de diversos edificios de la Plaza de España de Barcelona, entre ellos la comisaría de los Mossos d’Esquadra. Además, se marcaron como objetivo en sus reuniones las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y el Parlamento catalán, así como sinagogas o locales regentados por judíos. En su resolución, el magistrado señala también que el español converso Antonio Sáez Martínez estuvo a punto de atentar contra una librería judía en Barcelona.

Por otra parte, ABC, bajo el titular: «Interior alertó a la Generalitat en 2012 del avance salafista en Cataluña», destaca que los servicios de Inteligencia vieron en la construcción de una gran mezquita en Salt, denominada «la Meca catalana», un peligro para la seguridad, al tiempo que aconsejaron más control sobre los líderes radicales

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar