Los imputados por el supuesto enchufe de la cuñada de Carme Silva culpan a una empresa

Superada su enfermedad, Carmela Silva se dispone a seguir ejerciendo como diputada en el Congreso y concejala en Vigo
Carmela Silva.

Los cuatro imputados por supuestas irregularidades en un contrato de una concesionaria municipal de Vigo han negado estar involucrados en prácticas ilegales y han atribuido a la empresa (Imesapi) toda la responsabilidad sobre la contratación de personal.

El juzgado de instrucción número 7 de Vigo ha acogido este viernes, durante unas dos horas las declaraciones del jefe de área de empleo del Ayuntamiento, del actual interventor municipal, de su antecesor, y de la cuñada de la teniente de alcalde, Carmela Silva, en calidad de imputados en una investigación sobre la supuesta comisión de los delitos de prevaricación administrativa y tráfico de influencias.

Dicha instrucción se inició a instancias de la Fiscalía, tras una denuncia presentada por la plataforma Xuntos, que mantiene que la familiar de Silva fue contratada por la empresa que gestionaba los centros cívicos municipales, siguiendo indicaciones de responsables del ayuntamiento, y que estuvo cinco años en nómina a pesar de que sólo habría acudido a su puesto durante unas pocas semanas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar