Operación Zeta: Martiñá admite que cobró de Crespo antes de ser alto cargo

El exdirector xeral de la Consellería de Traballo, Odilo Martiñá Rodríguez, ha admitido ante la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña haber recibido dinero como asesor del presidente de Azetanet, Gerardo Crespo, -considerado el ‘cabecilla’ de la ‘Operación Zeta’, que investiga un supuesto fraude en cursos de formación para obtener subvenciones públicas- antes de acceder a este cargo, según fuentes del caso consultadas por Europa Press.

Acompañado por su abogada, Belén Hospido, Martiñá, imputado por supuesto tráfico de influencias y cohecho, ha acudido poco antes de las 9,30 horas a declarar. A su llegada, ha evitado responder a las preguntas de los medios de comunicación, aunque a la salida, tras prestar declaración durante unos 40 minutos, ha contestado que «sí» al ser preguntado si estaba satisfecho con la misma.

En ella, según fuentes de la causa, Odilo Martiñá reconoció que cuando actuó como asesor del empresario coruñés Crespo recibió dinero por este asesoramiento; pero que cesó en esta función y tampoco recibió dinero «cuando fue incompatible con el cargo de director xeral», han precisado las mismas fuentes.

Por otra parte, ha recalcado, en relación al trabajo de supervisión de la Consellería sobre los contratos de formación, que «todo se había hecho bien», han indicado las mismas fuentes.

En el caso del exdirector xeral de Traballo, los investigadores apuntan que en la contabilidad no oficial intervenida en los registros a empresas de Crespo aparecerían pagos por «servicios de asesoramiento» por un importe que sumaría los 18.000 euros.
REGALOS DEL EMPRESARIO

Ante la titular del Juzgado de Instrucción número 6 han acudido a declarar, imputados también por supuesto tráfico de influencias y cohecho, el exjefe de la Consellería de Traballo e Benestar en A Coruña y exdirector del área de Servicios Provinciales de la Diputación coruñesa Luis Alberto Álvarez Freijido y el exjefe de servicio de Gestión Administrativa de Formación para el Empleo Joaquín Vila Sampayo.

Este último, que ha prestado declaración durante casi una hora, ha incidido, según las mismas fuentes consultadas, en que se limitaba a hacer su trabajo y habría atribuido a esta función sus contactos con Crespo.

También habría reconocido que el empresario le envió cestas de navidad, aunque precisando que su contenido se repartía entre los trabajadores del servicio, y que él y el empresario intercambiaron lotería. «Regalos de poca cuantía», han señalado fuentes consultadas por Europa Press sobre los términos de la declaración prestada por los imputados respecto a los obsequios recibidos.

Para los investigadores, este exfuncionario de la Xunta recibió obsequios para él y su familia. En el caso del exjefe territorial de Traballo, apuntan que habría recibido unos 8.000 euros, según la contabilidad de la ‘caja B’.

En el marco de esta investigación, están imputadas un total de 30 personas. Inicialmente se imputó a siete personas, entre las que se encontraban el empresario coruñés Gerardo Crespo; el presidente de la Confederación de Autónomos y Profesionales de España (Caype), Eliseo Calviño y su homólogo de la Federación de Autónomos de Galicia (Feaga) Francisco Javier Pérez Bello, a los que se sumaron, posteriormente, otros 23, entre ellos exempleados de Azetanet.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar