Condenado a 10 años por intentar matar a tiros a un amigo

 

   La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a un vecino de O Porriño, José Luis Fernández Urceira, a una pena de diez años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa por disparar seis tiros a R.B.A., un amigo suyo con el que había estado consumiendo drogas.

El fiscal reclamaba 11 años de cárcel pero la sentencia ha rebajado en un año la pena hasta quedar en 10, al contemplar la atenuante de consumo de drogas.

Durante el juicio la víctima renunció a cualquier dinero que pueda entregarle el procesado porque: «Personalmente, le perdono». Así, considera que «para hacer una cosa como esa, tenía que estar enfermo» y no ha querido ninguna indemnización.

Los hechos tuvieron lugar a las 6,00 horas de la madrugada del 14 de noviembre de 2011 en una pista forestal en el lugar de Ponte Orbenlle-Ribadelouro, del municipio de Tui (Pontevedra). Hasta allí acudieron en un Suzuki Baleno propiedad de víctima.

En un momento dado José Luis sale del vehículo y se acerca con la pistola en la mano a la ventanilla del conductor «con el propósito de causar la muerte». El acusado se «acercó a corta distancia y de forma sorpresiva e intentando no darle ninguna posibilidad de defensa, hizo un primer disparo que le impactó en la zona retroauricular izquierda, seguido de dos disparos más que le impactaron en el hombro izquierdo», recoge la sentencia.

R.B.A. consiguió cerrar la puerta del coche, arrancar y huir del lugar, sin que Fernández Urceira lograse su objetivo. Mientras escapaba, su agresor todavía realizó otros tres disparos más que impactaron en la carrocería del coche de la víctima, según corroboraron los agentes de la Guardia Civil durante el juicio.

Como consecuencia de los balazos la víctima sufre algunas secuelas como una artrosis postraumática. El fallo no es firme y se puede recurrir en casación ante el Supremo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar