Feijóo admite «errores» en la financiación del PP y pide «autocrítica»

El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha insistido en que su partido cometió «errores», por ejemplo en financiación, que «no» se pueden repetir, al tiempo que ha defendido que, si bien su partido no se ha visto implicado en un caso similar al de los ERE de Andalucía, eso no es «un consuelo», por lo que «vale la pena seguir siendo autoexigentes y haciendo autocrítica».

«Ya dije exactamente sobre ese asunto que creo que todos en el partido aceptamos que hay errores que se cometieron hace tiempo y que no se pueden volver a cometer», ha manifestado, al término de la firma del acuerdo de gestión sanitaria en Galicia para 2015, preguntado sobre su percepción de errores en la financiación del partido que lidera Mariano Rajoy.

Al respecto, se ha pronunciado en la línea en la que lo hizo en una entrevista concedida este mismo miércoles en una entrevista con Onda Cero, en la que ha aludido a que está pendiente de regular de forma adecuada la financiación de los partidos en su España. En el caso del PP, ha reconocido que en el pasado no se hizo «de forma correcta».

«Y hemos pagado por ello y es lógico, sobre todo porque hemos tenido a personas que han utilizado la plataforma para enriquecerse. No puede ser que durante tanto tiempo no las hayamos detectado, y efectivamente no las detectamos», ha reflexionado el líder gallego, convencido de que fue «un gravísimo error» que ha «costado y costará todavía mucho sufirmiento y muchas dudas sobre la honorabilidad de los cargos del partido».

En sus declaraciones a los medios tras el acto sanitario, Feijóo ha enfatizado también que en este momento hay un juicio abierto «a otro partido al que se acusa de desviar fondos públicos de hasta 3.000 millones en la Administración socialista de Andalucía».

«De momento, no estamos en este caso, pero no podemos fijarnos en lo que hacen los demás, eso no nos consuela, por eso vale la pena seguir siendo autoexigentes y haciendo autocrítica», se ha reafirmado el presidente gallego, un día después de la Junta Directiva Nacional que Mariano Rajoy centró en un mensaje de unidad a los suyos.

OTROS ERRORES

Previamente, en la entrevista con Onda Cero, preguntado por otros errores de su partido, el presidente ha rememorado que el PP «se encontró un incendio» e intentó «apagarlo». «Hemos sido poco sutiles a veces y poco explicativos de lo que estábamos viendo», ha reconocido, para añadir que los populares entendieron «que todo el mundo lo veía».

«Pero es verdad que no todo el mundo tiene por qué saber que a España no se le dejaba dinero y que sin embargo hoy se financia gratis; o que destruía tres millones de puestos de trabajo en la última legislatura y en esta vamos a crear un millón», ha reflexionado, antes de defender la labor del Ejecutivo de Rajoy.

De hecho, tras destacar las «reformas» que ha acometido, se ha declarado «orgulloso» como gallego y como español «de lo que ha hecho» el país en los últimos años, convencida de que España está ahora «mejor» que cuando su jefe de filas tomó las riendas del Gobierno.

A modo de ejemplo, ha contado como anécdota que mantuvo una reunión con el presidente del Gobierno para comunicarle su decisión de adelantar los comicios autonómicos para ajustarse a la fecha que había determinado Euskadi en octubre de 2012. «Sólo le hice una pregunta: ¿tú crees que vamos a tener que pedir el rescate? Y su respuesta fue: no lo sé», ha esgrimido.

Sin abandonar la autocrítica porque considera que «asumir errores está muy bien», ha incidido en que si el PP no hubiera adoptado determinadas decisiones ahora se estaría hablando de «cómo ven los gallegos esto de pagar por ir a un centro sanitario, los profesores universitarios llevar tres meses sin cobrar o los estudientes pagar tasas tres veces más caras».

«NO HE VIVIDO UN PP MÁS ABIERTO»

Un día después de la Junta Directiva, el presidente gallego también ha reivindicado que él «no ha vivido un PP más abierto y en el que la gente pueda participar diciendo lo que considere oportuno». «No lo he vivido en otras épocas. Honradamente, creo que en nuestro partido se ha hablado, se ha dicho, se ha comentado, se ha discrepado», ha defendido.

Ha añadido que hay integrantes del partido que «opinan» y tienen «sensibilidades distintas», convencido de que esa es «la riqueza de un gran proyecto político».

Preguntado acerca de por qué tomó notas en la Junta Directiva y si acudió con intención de hablar, ha replicado que lo hizo porque le parecería «un desperdicio ir a Génova sólo a escuchar y no a retener».

Dicho esto, ha vuelto a defender la labor de la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, con la que su partido –ha reiterado– obtuvo «unos excelentes resultados».

También ha confesado que «bromeó» con Cospedal con que estuvo a punto de llamarla en Semana Santa para preguntarle sobre cuándo hacían el traspaso de poderes. «Al principio me miraba con cara de sorpresa, pero nos reímos los dos porque en este momento es un disparate este tipo de planteamiento», ha remarcado, para añadir que, además, Corresponde a Rajoy «concretar su equipo directivo».

AGOTAR LA LEGISLATURA

En cuanto a su futuro y «bromas aparte», se ha reafirmado en que «su compromiso» es Galicia y su «realidad» es Galicia. Y es que su objetivo, el que cree que debe «cumplir» y espera hacerlo «con mucho gusto», es «agotar la legislatura como presidente del PPdeG y de la Xunta».

Eso sí, acerca de si volverá a ser candidato en 2016, ha eludido concretarlo. «No sé qué me van a pedir los gallegos en 2016 ni lo que yo voy a interpretar que se me pide», ha remarcado, antes de manifestar, ligado con la evolución de su partido en el ámbito estatal, que «seis meses en política española dan mucho de sí».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar