Rajoy afirma que no habrá cambios en el PP de cara a las elecciones generales

image

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo ayer que no hará «grandes cambios» en el PP de cara a las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, más allá de algún ajuste puntual dentro de la dinámica ordinaria de una etapa electoral. En una entrevista concedida a RNE, en vísperas de la Junta Directiva Nacional del partido que se celebra hoy, Rajoy, que defendió que tanto el Gobierno como el partido «están funcionando muy bien», hizo hincapié en que pedirá a los dirigentes populares «el máximo esfuerzo y la máxima unidad» con el objetivo de revalidar los resultados electorales de 2011.

La mayoría de los diarios coinciden en destacar que con estas palabras, el jefe del Ejecutivo ha restado importancia a las críticas surgidas durante la Semana Santa entre los máximos dirigentes de Castilla-La Mancha y Andalucía, principalmente contra la secretaria general, María Dolores de Cospedal, por su gestión de la dirección del partido. En este sentido, Mariano Rajoy dijo que las discusiones de partido «no aportan nada», y que tampoco son su «gran preocupación», además de insistir en que el Gobierno y el partido han ganado municipales, autonómicas y generales en 2011 con las mismos personas, de ahí que, reiteró, está «satisfecho» de cómo funcionan.

El jefe del Ejecutivo dijo que «lo peor» que podría ocurrir en España es volver a la política económica que había en 2008. En relación con ello y tras señalar que al PP le ha tocado asumir responsabilidades en un momento difícil, dijo que se ha hecho «una buena gestión». Rajoy puso como ejemplo los buenos datos del paro conocidos ayer que, según dijo, transmiten «una fundada esperanza de encontrar un empleo a quien todavía no lo ha encontrado». El presidente recordó que al llegar al Gobierno el paro crecía un 9,2%, mientras que ahora está reduciéndose el 7,2% porque «la tendencia ha cambiado», e insistió en la necesidad de «perseverar».

Respecto a las elecciones generales, el jefe del Ejecutivo señaló que «lo normal» es que se celebren a finales de año porque, según apuntó, «las legislaturas deben completarse». En este sentido, añadió su intención de «volver a ser candidato y presidente del Gobierno», en tanto, lo más importante «es que la política económica que se ha puesto en marcha y que ha funcionado, la podamos seguir manteniendo», explicó.

Preguntado sobre si su partido se plantea pactar con otras fuerzas políticas en las próximas convocatorias electorales, Rajoy subrayó que el objetivo del PP es «pactar con los ciudadanos» y no con otras fuerzas. El PP, dijo, tiene «vocación mayoritaria y de gobierno» aunque también admitió que los ciudadanos votarán a quien estimen «oportuno y conveniente», algo que hizo hincapié en que debe respetarse.

Rajoy recordó que en los últimos meses en Europa la crisis ha dado lugar a que muchos ciudadanos buscaran «fuera de los partidos tradicionales a alguien a quien apoyar. Tras poner como ejemplo las victorias del partido de Marie Le Pen en Francia, o la de Syriza en Grecia, Rajoy recordó que en España PP y PSOE siguen siendo las dos principales fuerzas políticas. Gobernar, reiteró Rajoy, es «muy difícil, al tiempo que resulta «bastante más fácil hablar y comentar» cuando no se tienen responsabilidades.

Sobre el adelanto electoral en Andalucía, el presidente del Gobierno lo calificó de error, en tanto Susana Díaz tenía mayoría para gobernar y «ahora estamos peor que antes». En cualquier caso, subrayó, corresponde a la propia Díaz decidir con cuál de los tres partidos quiere gobernar. Por lo que se refiere a las elecciones catalanas del 27 de septiembre, el jefe del Ejecutivo recordó que son para elegir al nuevo Parlamento de Cataluña y al presidente del Gobierno catalán, y advirtió de que no puede haber una declaración unilateral de soberanía, algo que, en su caso, se llevaría ante el Tribunal Constitucional, además de resaltar que esta posibilidad «nunca sería reconocida por Europa».

Por otro lado, el presidente del Gobierno insistió en que el Ejecutivo heleno debe cumplir las reglas de la UE, al tiempo que expresó su deseo de que Grecia supere la actual situación, tanto en beneficio de los propios griegos como por el bien de la UE.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar