Muere un segundo espeleólogo tras demorarse el permiso de Marruecos a la ayuda española

image

Dos de los tres espeleólogos españoles atrapados en un barranco de unos 400 metros en la cordillera marroquí del Atlas han fallecido tras permanecer varios días esperando ser rescatados. El abogado Gustavo Virués, de 41 años, fue hallado muerto el sábado por los servicios de rescate marroquíes que lograron llegar hasta los deportistas españoles en la zona de difícil acceso en que se encontraban. Ayer fallecía también el inspector jefe de la Policía Nacional José Antonio Martínez, de 41 años, que el sábado había sido hallado con vida pero sufría una contusión en la cabeza y tenía fracturada una pierna. El tercer espeleólogo de la expedición, Juan Bolívar, agente de la Policía Nacional, resultó ileso y fue rescatado anoche.

Las labores de rescate de los tres españoles accidentados se han prolongado durante cuatro días desde el aviso de su desaparición, el miércoles. Un avión de la Policía Nacional estaba preparado desde el viernes para partir hacia Marruecos, pero una vez que la Gendarmería marroquí avistó a los accidentados, comunicó a las autoridades españolas que no necesitaba la ayuda. Ayer domingo, finalmente, el país vecino autorizó la entrada el avión de Interior con siete agentes -cuatro guardias civiles del servicio de montaña y tres policías de los GEO-, que tras llegar en la tarde de ayer a territorio marroquí participaron en el rescate.

La Federación Andaluza de Espeleología, a la que pertenecen los dos fallecidos, ha denunciado la lentitud de las autoridades marroquíes en el operativo de rescate. Por una parte, impidiendo hasta ayer que volara el dispositivo que el Gobierno español tenía preparado para actuar desde el viernes y, por otra, no autorizando al grupo de espeleosocorro que se había ofrecido desde la propia federación para participar en las labores de rescate. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expresó ayer sus condolencias por el fallecimiento de los dos deportistas españoles, a través de un mensaje en la red social Twitter.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar