El PPdeG «cierra filas» hoy con Rajoy

Comité de direccción PPdeG_Rueda_Feijóo_Hernández El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, cree que «no es el momento de grandes cambios» a falta de menos de dos meses para las elecciones municipales y ha trasladado a la dirección autonómica del partido que lo que debe evidenciarse en la Junta Directiva de hoy, martes, a la que acudirá, es el «cierre de filas» con el presidente, Mariano Rajoy.

En la reunión del Comité de Dirección del PPdeG que este lunes albergó la sede autonómica y que estuvo centrada fundamentalmente en los cronogramas previos a los comicios de mayo, miembros de este órgano consultados por Europa Press han señalado que Feijóo optó por un mensaje tranquilizador y de unidad, después de un fin de semana en el que se han evidenciado con mayor intensidad las fricciones internas.

El ‘barón’ gallego, que algún medio ha llegado a situar como posible sucesor de María Dolores de Cospedal al frente de la secretaría general del PP, ha rechazado ante los suyos las «intoxicaciones» que, a su juicio, solo generan daño interno en un escenario preelectoral y ha descartado cambios en la dirección del PPdeG.

Fuentes del PPdeG consultadas han atribuido la evidencia pública de las discrepancias que hay dentro del partido de Rajoy a los «nervios» de algunos dirigentes ante las próximas citas con las urnas, generando un «ruido» que ha afectado al presidente gallego –al verse en el foco como posible sustituto de Cospedal– y del que su entorno más próximo pretende alejarlo.

En este sentido, distintos dirigentes del partido, que no dudan de que Feijóo está preparado para cualquier cometido en el ámbito estatal, descartan cualquier paso en este sentido antes de las elecciones municipales de mayo. El propio Rajoy ha ratificado este mismo lunes que no habrá cambios porque, a su entender, tanto el Gobierno como el partido están «funcionando bien».

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, quien llamó este lunes a «apoyar» a los dirigentes del partido «como se ha hecho siempre», incidió en esta misma jornada en que Feijóo «ya participa de las decisiones importantes» del partido sin incorporarse «a ningún órgano de dirección más» y «marca» la agenda en Madrid con cuestiones como la financiación de los partidos.

También los presidentes del PP de Pontevedra y de Ourense, Rafael Louzán, y Manuel Baltar, los únicos que quisieron pronunciarse públicamente en el marco del Comité de Dirección, han incidido en el mensaje de unidad. De hecho, Louzán ha destacado el «liderazgo» de Feijóo en Galicia y de Rajoy en Madrid, frente a «leves discrepancias» que, por otro lado, ve «lógicas y normales».

 

AUTOCRÍTICA

Pese al mensaje de cerrar filas, fuentes del entorno del presidente gallego mantienen que su petición de autocrítica, compartida con otros ‘barones’ populares, mantiene la vigencia para la Junta Directiva de hoy. Eso sí, empezando «por Galicia» y por sí mismo.

Y es que, antes del puente de Semana Santa, el presidente gallego reiteró con especial contundencia el mensaje de autocrítica que ya había lanzado un día después de las elecciones andaluzas, cuando admitió sin fisuras que su partido obtuvo unos «malos» resultados y que, aún sin verlos extrapolables a España, era preciso «explicar bien las decisiones».

El miércoles pasado, preguntado sobre los rumores de cambios en la dirección de su partido, el presidente se reafirmó en este mensaje de autocrítica e insistió en que es «evidente» que el PP tiene «un problema de explicación y de comunicación».

Añadió Feijóo que su partido «hace las cosas mucho mejor de lo que las explica» y también se esforzó en evidenciar que sus palabras no constituyen un reproche a «terceros», sino que la autocrítica empieza «por Galicia» y por él mismo, ejemplificando con la polémica suscitada por el servicio de hemodinámica en Lugo.

En esta coyuntura, insistió en que «todo» el partido debe mejorar en sus explicaciones y, aunque reivindicó sus resultados electorales de 2012 como ejemplo de que es posible «un buen gobierno y un buen resultado electoral», también defendió la tesis de que la situación del PP no se limita «a un problema de personas».

«Un partido acostumbrado a ganar las elecciones debe hacer autocrítica para hacerlo mejor y tener el mayor nivel posible de autoexigencia. No es un problema de personas, de que una persona lo haga bien o mal, todo el partido tiene que explicar lo que hace y explicarlo mejor», dijo el dirigente gallego.

Ésta no es la primera vez que el jefe de filas del PPdeG lanza un mensaje interno de autocrítica. Ya en 2013 admitió que al Gobierno que dirige Mariano Rajoy le faltaba «relato» en época de crisis y, tras los comicios europeos de mayo del pasado año, advirtió que había que «explicar bien» determinadas decisiones o costarían «muchos votos».

REINCORPORACIÓN DE PAULA PRADO

A la espera de que el máximo órgano entre congresos del PP se reúna tras ser convocado por Rajoy, el PPdeG ha centrado la reunión de su Comité de Dirección en analizar los cronogramas con la vista puesta en la próxima cita con las urnas.

En el encuentro estaban, de hecho, representantes, alcaldes y candidatos de varias ciudades, como la viguesa Elena Muñoz, o los regidores de A Coruña, Carlos Negreira, y de Ferrol, José Manuel Rey.

En la reunión del órgano directivo del PPdeG se ha vuelto a sentar este lunes la diputada y exportavoz del PPdeG Paula Prado, a la que Feijóo ha reincorporado a la dirección de su partido después de que el instructor de su caso en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) no hallase indicios de delito en la pieza remitida por la jueza que lleva la ‘Operación Pokémon’, Pilar de Lara.

El presidente gallego ha incidido en que la Justicia ha repuesto la «honorabilidad» de la diputada, que renunció a su responsabilidad de portavoz del PPdeG debido al desgaste político y de imagen que le produjo este caso.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar