Debate político acerca del proyecto legislativo de empleo público

Los grupos de la oposición en el Parlamento gallego, PSdeG, AGE y BNG, critican «prisas» para aprobar la nueva ley de empleo público, frente a lo que el PPdeG defiende que los plazos –que fijan para la próxima semana la conclusión de los trabajos de la ponencia y la votación del texto en el último pleno del mes de abril– son «orientativos».

Este lunes se ha reunido por segunda vez, tras la constitución, la ponencia del proyecto de ley de empleo público de Galicia, a la que PSOE, Alternativa y Bloque presentaron varios centenares de enmiendas –unas 800–. En el encuentro, los populares –autores por su parte de otras 32 enmiendas– se han mostrado partidarios a aprobar y/o transaccionar, en total, una veintena de modificaciones propuestas por la oposición.

«Estamos sorprendidos por las prisas, que no pueden ser otra cosa que prisas electorales», ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, el portavoz de los socialistas en la ponencia, Xosé Antonio Sánchez Bugallo. Según ha explicado este diputado, la voluntad del Partido Popular es que los trabajos de la ponencia terminen el próximo martes 14 –jornada en que hay pleno, lo que hace que el plazo «en realidad» concluya el lunes 13–, de forma que la ley se debata en comisión el viernes 17 y pueda incorporarse en el orden del día del pleno del 28 y 29 de abril.

Sin embargo, la portavoz popular en la ponencia, Paula Prado, ha asegurado, consultada por Europa Press, que son plazos «orientativos» y que el grupo mayoritario en la Cámara «no va a poner impedimentos» para prolongarlos si es preciso para alcanzar acuerdos. «Si no va el 28, puede ir en mayo», esgrime, después de referirse a que son «muchas» las normas legales pendientes de aprobación en la misma comisión, la 1ª, que es la institucional, de administración general, justicia e interior.

Para la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, los ritmos también van «acelerados de más, a todo cañón», al tratarse de una ley «muy compleja e importante» que atañe a todos los empleados públicos y que debería contar con más tiempo para su debate. A su juicio, según ha indicado a Europa Press, esto se debe a una operación «puramente estética» del PP, que pretende «presumir de que aprueba leyes» para «venderlo electoralmente» ante el «vacío de gestión».

Desde las filas del BNG, mientras, la parlamentaria Tereixa Paz considera igualmente que hay «poco margen temporal» pero que «el problema no es de tiempo». «El problema es que hay una determinación por parte del grupo mayoritario de no modificar el texto», censura, en declaraciones a Europa Press.

En esta línea, Bugallo augura que esta «va a ser la ley del PP», para «resolver los problemas del Gobierno» y no los de la administración. Díaz reprueba, al respecto, que los populares solo accedieron a incluir «cuestiones menores» de las planteadas por la oposición y Paz reprocha que se vayan a quedar fuera, según lo hablado este lunes, aspectos como los reivindicados por los sindicatos de la función pública –en contra de la «discrecionalidad» que introduce la norma– y el relacionado con el uso del idioma gallego.
REUNIÓN ESTE MIÉRCOLES

Por su parte, Prado argumenta que es un texto «grande» con más de 300 artículos y numerosas disposiciones adicionales y reduce el número de enmiendas de la oposición al evidenciar que «muchas son repetidas, porque recogen las demandas de colectivos» como el de los empleados públicos.

La próxima reunión de la ponencia se celebrará este miércoles, a las 11,00 horas, y la voluntad de los grupos, según lo expresado este lunes, será abordar las problemáticas que afectan a los agentes forestales, al personal que tiene carácter indefinido a causa de una sentencia y las titulaciones de acceso en un escenario educativo cambiante.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar