Pulpeiros de Caballiño abren mercado en Asturias y Castilla-Leon

image

Pulpeiros de Galicia llevan su oficio secular y la tradicional receta del pulpo «á feira» por bares y fiestas de Asturias y Castilla León, además de ir contratados por centros gallegos de Barcelona y Zarauz (Guipúzcoa).

La presidenta de la asociación de pulpeiros de O Carballiño, Isaura González, ha explicado a Europa Press que entre las 25 familias que forman el colectivo, todas originarias del pueblo de Arcos, varias son contratadas por centros gallegos y mantienen su presencia en fiestas concretas fuera de Galicia, a lo largo de sucesivas generaciones de pulpeiros.

«Otro tipo de mercado fuera de Galicia es complicado porque en ningún sitio dan autorización para instalar el pote en plena calle», estampa habitual durante los fines de semana en ciudades como Ourense, con potes y pulpeiras instalados en cruces y parques, para cortar y vender raciones del pulpo «á feira» al precio unificado de 6 euros.

Aún así, el pulpeiro Iván López Sabarís lleva diez años en el gremio, junto con su pareja, y según ha explicado Europa Press, es de los que se instala jueves y domingos en Ourense, en el polígono industrial de San Cibrao y en el barrio de Cruz Alta, «pero la competencia es mucha y había que buscar nuevos mercados», así que hace año y medio que comenzó a desplazarse hasta Ponferrada (León) durante los fines de semana.

«No puedes ponerte en la calle así que tengo un acuerdo con dos bares que tienen terraza y ahí comenzamos», ha relatado. En Ponferrada, cada sábado, cuece, corta y aliña unos 40 kilogramos de cefalópodos y ahora prepara el salto a Asturias para acudir a algún evento y en contacto con hosteleros

TRIUNFO EN ASTURIAS

En Asturias llevan años Emilia Rial Millán y su marido Gonzalo Garrido, de Cangas (Pontevedra). Rial ha indicado a Europa Press que después de regentar un supermercado y un bar, en el año 2009 decidió sumarse como titular al oficio que su marido desempeña desde 1966.

«Desde pequeño salió a pescar pulpo y luego lo preparaba para vender, y está a punto de jubilarse», y siguen acudiendo los dos a sus citas periódicas en Lastres (Colunga), Villaviciosa y Posada de Llanes (Llanes), todos en Asturias. Luego vuelven a casa y trabajan en ferias habituales en la costa cercana a Vigo, y así cada semana.

«Comenzamos a ir hasta Asturias al aceptar la oferta de una hostelera de Oviedo, que quería contar con pulpeiros para completar sus servicios a los turistas, y nos vinos a buscar cuando trabajábamos en el hotel Airiños, de Cangas», según Rial.

La Semana Santa de este año la pasaron entre el bar situado en el puerto de Lastres y otro en Villaviciosa, y para tres días llevaron desde Galicia cerca de 300 kilogramos de pulpo que pasaron por el pote, cortaron y aliñaron con la combinación tradicional de sal, aceite de oliva y pimentón.

«En Asturias conocen el pulpo guisado con patatas, pero la receta gallega les llama mucho la atención y tiene mucho éxito», ha agragado, y ellos la venden durante todo el año. Así, el mes de septiembre lo pasan entre las fiestas de Covadonga, en Posada de Llanes, y las de San Mateo en Oviedo, mientras que en julio y agosto los mejores días son en torno a las fiestas de San Roque, y siempre con el pote en la entrada de un restaurante, al que dan una comisión.

A Emilia, «Meli», le quedan diez años de vida laboral que, según dijo, pasará como pulpeira, acompañada de Gonzalo, y completando las ganancias con lo que saque de lo que calceta en los tiempos muertos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar