Tensión interna en el Partido Popular por la derrota en Andalucía

Partido Popular_comisión ejecutiva nacional

Dirigentes populares cercanos a María Dolores de Cospedal se han manifestado públicamente en los últimos días en defensa de la secretaria general del partido y del presidente del Mariano Rajoy, ante lo que consideran «informaciones infundadas que afectan a la unidad del PP». Así lo hizo el viernes pasado la senadora y portavoz del PP en Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, quien arremetió en un comunicado contra «las intrigas de los que perdieron en Andalucía, esos que no han ganado nunca o que no se han presentado a unas elecciones», en lo que se interpreta como una clara alusión a Javier Arenas. En la misma línea se pronunció ayer el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Agustín Conde, quien advirtió contra los ataques a la «unidad del partido» y avaló punto por punto las palabras de Riolobo, recordando que «habla en nombre de todo el PP regional».

En torno a la unidad del partido, ayer mismo, la secretaria general de los populares andaluces, Loles López, destacó el liderazgo indiscutible de Rajoy, pero también pidió respeto para el PP andaluz y para su candidato a la Junta, Juanma Moreno, «en la etapa política más inestable de los últimos tiempos en la comunidad».

ENFRENTAMIENTO COSPEDAL-ARENAS

Según interpretan varios diarios, este cruce de declaraciones surge como respuesta a unas supuestas filtraciones que apuntaban la posibilidad de que María Dolores de Cospedal abandonara la secretaría general del PP y el ascenso para este puesto de Javier Arenas. Como telón de fondo de estos enfrentamientos se situaría la supuesta pasividadde la cúpula del PP ante los malos resultados obtenidos en Andalucía y la incertidumbre ante las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo.

En el centro de la crisis desatada se sitúa Cospedal, subraya EL PAÍS, claramente enfrentada al vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas. En el origen de la disputa figuran los reproches formulados por la secretaria general ante el nombramiento del candidato a las elecciones andaluzas, Juan Manuel Moreno Bonilla, favorito de Arenas. Indirectamente, señala el diario, estas críticas también se dirigen a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que respaldó la designación como candidato de quien fue su colaborador directo en el Grupo Parlamentario en la anterior legislatura. La tensión en el PP parece haber estallado del todo a poco más de un mes para las elecciones municipales y autonómicas, donde el PP se juega el poder de 10 comunidades y de más de 3.700 ayuntamientos. Además, esta crisis surge en vísperas de la Junta Directiva Nacional convocada por Mariano Rajoy para el próximo martes.

«NO ES EL MEJOR MOMENTO» AFIRMA ESPERANZA AGUIRRE

En este contexto, destacan también unas declaraciones a la agencia Efe de la candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, que ayer reconoció que su partido «no está, ni mucho menos, en el mejor momento». «Ésta ha sido la razón por la que yo me he ofrecido, si al partido le parecía oportuno, para volver a la primera línea de la política», añade Aguirre, que también apunta al ascenso de Podemos como otro de los motivos de su regreso al a la vida pública. «De 2012 a 2014 la situación se ha deteriorado de tal manera, y la irrupción de Podemos me parece tan peligrosa para la sociedad española, que me ha parecido que una persona que como yo había dedicado 30 años al servicio público no era el momento de que se pusiera de perfil», declaró.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar