Rajoy recuerda a Mas que ningún gobierno romperá la soberanía nacional

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró ayer que «ningún Gobierno de España autorizará la ruptura de la soberanía nacional». Respondía así a la nueva hoja de ruta presentada el lunes por CDC, ERC y las entidades independentistas en una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa junto al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Rajoy consideró que la propuesta soberanista es «mala para el conjunto de los catalanes y para el resto de los españoles» y lo es «en el fondo y en la forma» porque «rompe con más de 500 años de historia en común», «se salta la Constitución» y «obliga a los catalanes a dejar de ser españoles y europeos». Además recordó que las elecciones del 27-S, que los nacionalistas califican de «plebiscitarias», están «anunciadas pero no convocadas» y que servirán únicamente para «elegir un nuevo Parlament». El jefe del Ejecutivo subrayó que el Gobierno «va a seguir trabajando por la concordia, por la integración y por poner en valor un proyecto de convivencia en común que ha sido extraordinariamente beneficioso para los catalanes y los españoles».

Según destaca hoy EL MUNDO, el Ejecutivo pidió ayer a la Abogacía del Estado un estudio de los documentos suscritos el lunes y los actos llevados a cabo por los dirigentes de Convergència y ERC.

El portavoz del Govern, Francesc Homs, afirmó que Rajoy «ha contribuido» a articular un debate sobre el carácter plebiscitario de las elecciones autonómicas «defendiendo un no como una catedral» a la independencia. «No le reprochamos que esté en contra de la independencia, lo que no comprendemos es que no se avenga a admitir el resultado de las urnas», indicó. Sobre el documento firmado el lunes, consideró que «tiene una entidad muy importante» y es el acuerdo «que agrupa a más gente; no hay un pacto alternativo de dimensión mayor».

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, dijo ayer que el documento permitirá «ejercer la independencia desde el primer día» si hay victoria independentista en las urnas, aunque descartó una «lista conjunta independentista» para presentarse a los comicios. Por otra parte, animó a otros partidos – especialmente Unió, ICV, la CUP y EUiA – a que se sumen al pacto. El diputado de la CUP Quim Arrufat consideró que el acuerdo «no excluye» las propuestas de su partido, que son «incorporables» al texto. La coordinadora nacional de ICV, Dolors Camats, señaló que la formación no se sumará a un acuerdo que consideró «bilateral», porque «han escogido un camino que debilita el proceso y lo hace más pequeño».

El líder del PSC, Miquel Iceta, criticó el pacto y señaló que los partidos soberanistas «van camino del precipicio». «No sé si de la cárcel», apostilló, y recordó que en Cataluña «situarse fuera de la legalidad ha acabado históricamente en tragedia».

Según EL PAÍS, «Mas y ERC se quedan solos con su plan independentista». EL MUNDO titula en portada: «Rajoy envía el plan soberanista catalán a la Abogacía del Estado». ABC destaca que «Rajoy corta de nuevo el camino a Mas». En otro titular dice: «Mas admite que su plan no tiene mayoría suficiente». LA VANGUARDIA titula en portada: «Rajoy se muestra inflexible ante el plan soberanista» y EL PERIÓDICO: «Rajoy acusa a la hoja de ruta soberanista de ‘romper con la historia'». LA RAZÓN destaca: «Rajoy avisa a Mas de que las elecciones plebiscitarias son ilegales» y apunta que «Moncloa cree que se quiere agitar el debate para evitar que el ‘suflé’ soberanista caiga».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar