Feijóo afirma que la A-54 de Lugo conseguirá forjar un territorio “unido y vertebrado”

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asistido este lunes al acto de apertura de los primeros 23 kilómetros de la A-54, que comprende el tramo entre Nadela y Guntín (Lugo) cuyo coste asciende a 177 millones, y ha afirmado que la autovía servirá para conectar Lugo con el Eixo Atlántico y el centro de Galicia, con el fin de alcanzar un territorio “unido y vertebrado”.

Feijoo, A 52 Guntin

En concreto, según ha informado Fomento en un comunicado, los tres tramos que se ponen en servicio son: Nadela-Vilamoure, Vilamoure-Monte de Meda y Monte de Meda-Guntín. Feijóo estuvo acompañado por el secretario general de infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño.

El trazado supone un ahorro estimado de 10 minutos para los conductores, así como un “ahorro en la comodidad” y “una mejora en la seguridad vial”, según ha apuntado el departamento que dirige Ana Pastor. También permite evitar la travesía de Guntín a los vehículos procedentes de Santiago (N-547) y a los de Ourense (N-540).

En esta línea, el presidente del Gobierno gallego ha dicho que “avanzar” en esta infraestructura conlleva “más seguridad”, “más permeabilidad” y “mejores condiciones” para la circulación.

TERRITORIO “UNIDO Y VERTEBRADO”

Asimismo, ha avanzado que a estos 23 kilómetros, que se abren al tráfico este lunes, se les sumarán otros 15, que son los que prolongan la autovía hasta Palas de Rei. Al respecto, ha agregado que a final de año la autovía estará en ejecución “en su totalidad”.

El coste total de los tres tramos ha sido de 177 millones de euros. Las obras del tramo Vilamoure-Monte de Meda están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

PRESERVAR EL PATRIMONIO

Por otra parte, Fomento ha destacado las iniciativas de integración y corrección del impacto ambiental, patrimonial y cultural llevadas a cabo durante las obras.

De hecho, se ha restaurado la vegetación de las zonas afectadas con ejemplares autóctonos y plantaciones y se han instalado pantallas acústicas frente a los núcleos de población expuestos al tráfico. Estas medidas han costado cuatro millones de euros.

Con respecto a la preservación del patrimonio arqueológico, se ha destinado más de un millón de euros a actuaciones en los castros de A Casilla, A Madorra, Ventosiños, así como del anillo lítico pseudotumular de Coeses.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar